6 de diciembre de 2019, 14:20:43
Ocio


'Better call Saul' 3x04: entrando en territorio 'Breaking bad'

Por Sergio Ariza Lázaro

Era evidente que la aparición de Gus Fring y sus Pollos Hermanos en esta tercera temporada iba a traer varias conexiones entre esta serie y la que sirvió de comienzo para sus protagonistas, 'Breaking bad', pero 'Sabrosito' ha sido un guiño absoluto a esta, trayendo de vuelta a varios de sus más temidos personajes.

((ATENCIÓN SPOILERS))


Una de las cosas que siempre me ha gustado de 'Better Call Saul' es su independencia, el hecho de que haya conseguido un alma propia, consiguiendo florecer más allá de la alargada sombra de su predecesora pero este capítulo ha tenido mucho de 'déjà vu', como si en cualquier momento fuera a aparecer Walter White. En el inicio hemos vuelto a ver a Don Eladio en la misma mansión en la que Gus Fring montaba su particular venganza en la cuarta temporada de 'Breaking bad', junto a él estaba un cabreado Héctor Salamanca y la constatación de que Los Pollos Hermanos le han tomado la delantera al Griego Guiñador a la hora de distribuir el producto del jefe del cartel en los EEUU. Ha sido una escena extraña, con problemas, como el hecho de que Mark Margolis, el actor que interpreta a Salamanca, apenas habla español, pero aun así ha sabido dar el tono adecuado al episodio. Si tiene dificultades con el idioma desde luego no los tiene a la hora de actuar, su sola presencia es escalofriante, al igual que sus métodos.

Pero lo interesante, como siempre ha sabido hacer 'Better call Saul', ha sido como nos lo han contrapuesto con su gran rival, Gus Fring. Mientras que Salamanca entra junto a sus matones en un establecimiento a plena luz del día, sin molestarse en ocultar quién es, Gus está junto a los bomberos de la localidad recibiendo felicitaciones por hacer el mejor pollo de la zona. Mejor ejemplo de su frialdad es cómo sabe manejar el tema con sus empleados, demostrando una mano izquierda que Héctor no sabe, o no quiere, utilizar. Pero su magnífica fachada no impide que sepamos que puede ser mucho más despiadado que el propio patriarca de los Salamanca, su escena junto a Mike reconociéndole que impidió que le matara porque una bala en la cabeza era una muerte demasiado dulce, no hace sino confirmar lo que ya sabíamos, Gus estará detrás de los acontecimientos que llevarán a Héctor a estar confinado en una silla de ruedas con una campanita como único método de comunicación. Puede que esto le reste algo de emoción, aunque sigue resultando poderoso.

Por otra parte Jimmy ha vuelto a ser él y prepara una de sus estratagemas, con la ayuda de Mike, contra su hermano. Lo curioso es que esta vez Kim también le está ayudando, el único personaje cuya integridad no había sido puesta en tela de juicio está siendo arrastrado hacie los límites de lo moralmente aceptable. Parece claro que lo que le une a Jimmy es mucho más que una amistad y su futuro es el más ambigüo ya que sabemos que no parece ligado al de Saul Goodman, el hombre en el que se terminará convirtiendo Jimmy. Tampoco queda muy claro para que quieren las fotos y la hoja de papel que Mike coge de la casa de Chuck, solo que éste y Howard han mordido el anzuelo. Aquí sí que no falta nada de emoción, Jimmy sigue siendo el alma de la serie, mientras que Mike sigue más ligado a la serie matriz. Los guiños a ésta están muy bien pero Gilligan y Gould no deberían ceder a la tentación de convertirla en un 'Breaking bad II'...

- Más noticias sobre 'Breaking Bad'

- 'Better call Saul' 3x03: Dos enemigos temibles

- 'Better call Saul' 3x02: el reencuentro con Los Pollos Hermanos

- 'Better call Saul' 3x01: la vuelta del personaje más interesante y complejo de la televisión actual

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com