25 de mayo de 2020, 14:13:10
Opinión


Los resultados de Corbyn y su posible repercusión en el Socialismo español

Por Carlos Martínez García


Los resultados electorales de Jeremy Corbyn no han sido sencillos de obtener para él y el Partido Laborista, el Trabajo. Corbyn acosado por la derecha blairista del interior del Labour y por el establishment británico y europeo ha sufrido una campaña continental tratando de presentarlo como un populista radical, peligroso para los intereses del sistema y la City.

Lo primero es que Corbyn, no es populista, sino socialista, que no es lo mismo. Es peor para el Sistema, si es coherente. Un socialista fabiano, que bebe en las fuentes del laborismo de los años 40 del siglo pasado con Atllee y en el mítico y muy respetado socialista de la izquierda laborista Tony Benn. El socialismo anclado en las clases trabajadoras, en la ciudadanía víctima de la crisis y en el sindicalismo y el activismo social, es mucho más que un populismo difuso. Es transformación y cambio, es reparto y es el proyecto de una sociedad diferente superadora del capitalismo. Los fabianos piensan que esta trasformación es lenta pero constante, un ejército del trabajo que avanza posiciones, sin retroceder y con una estrategia cuasi militar. Su columna vertebral son los sindicatos, que además son los fundadores del Labour y en el caso británico, se mueven en el terreno del sano reformismo obrero.

Hasta que llegaron Blair y la tercera vía cambiando todo, haciendo política neoliberal y acaban arrojando el Trabajo al basurero electoral y de paso contagiando a toda la socialdemocracia europea la debilitan, desprestigian y la desnaturalizan, dejándola sin referentes, ni ideas.

Por eso un tipo tranquilo y veterano en la lucha social debe servir para construir lo que Blair destruyó. Lo peor de Blair y de la tercera vía es que aceptó el dogma neoliberal y contagió a toda la socialdemocracia europea comenzando por un PSOE que asumió con entusiasmo esas ideas. De la misma forma sería muy de desear que Corbyn contagiara ahora a la socialdemocracia europea.

El socialismo democrático, esta desnaturalizado, alejado de las personas que sufren la crisis y la austeridad y encima para construir socialismo muchas y muchos socialistas europeos hemos debido romper y tratar de construir otros partidos socialistas, algunos de mucho éxito como el holandés. Sería mejor hacerlo juntos, pero para ello lo primero es que hay que garantizar el debate democrático y la defensa de ideas de socialismo de clase, transformador realmente y en el caso del estado español, federalista republicano. La recuperación de las señas de identidad es fundamental y en el caso de España la referencia es Pablo Iglesias, Largo Caballero o Fernando de los Ríos, no Felipe González, por favor.

Pero cuál ha sido el éxito de Corbyn. Primero ha sido conectar con las bases laboristas y el sindicalismo de clase. Atraer cientos de miles de jóvenes al Trabajo. Estar con las luchas sociales y de clase. Lo dije, aquí en España Corbyn ya se hubiera reunido con los estibadores, con los taxistas, con las Kellys… Hubiera estado en sus marchas y los hubiera visitado, como ha hecho sin miedo y sin complejos él –Corbyn- en Gran Bretaña. Porque el Labour es el Trabajo, el Partido del Trabajo y eso fueron los partidos socialistas, los partidos del trabajo y eso deben volver a ser.

El Partido Laborista ha hecho una campaña de calle, en la calle y sembrando ideas. Ni le han silbado, ni arrojado tomates, es más, los partidos marxistas de carácter socialista y socialista revolucionario, le han apoyado y han llamado a votar Corbyn. Por eso ha obtenido mejores resultados que Miliband.

Creo que la lección es que o volvemos a las ideas, las luchas sociales y las calles o no venceremos a las derechas, ni siquiera las pondremos en apuros.

Finalmente el Labour ha concurrido con un programa de izquierdas, es decir con un programa laborista. Los laboristas siempre han creído en las nacionalizaciones y el sector público, son los fundadores del estado del bienestar y los creadores de ambiciosos programas de vivienda pública de carácter social. Han ganado su primera batalla y esta ha sido recuperar su electorado, la segunda será tener el Gobierno.

Mal día para quienes quieren ver un socialismo desaparecido o mienten como bellacos llamando socialismo a un liberalismo con ligeros tintes sociales y verdosos.

Diariocrtico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com