20 de junio de 2019, 19:44:44
Toros


Las Ventas cierra por problemas de seguridad pero no afectará a los toros

Por Emilio Martínez


La capital mundial del toreo, Madrid, se queda sin la Plaza de Las Ventas, que va a cerrar de manera inminente por falta de seguridad e incumplimiento de las normas al respecto.

Hay varios informes sobre esta cuestión, entre ellos el de sismología, por los que el Ayuntamiento no autorizará espectáculos como conciertos en su interior. Pero posteriormente, se ha sabido que la Comunidad de Madrid sincronizará el calendario de obras de mejora con el de la temporada taurina, aunque no garantiza que se puedan realizar todos los eventos programados.

En el sector taurino, el principal afectado por el cierre de Las Ventas, ha habido muchas críticas porque la Comunidad, propietaria del edificio, no ha hecho estas mejoras de seguridad a pesar de ingresar más de 50 millones de euros en la última década.

"Tenemos pendiente la Feria de Otoño, que se va a celebrar, y lógicamente San Isidro. Todos los espectáculos taurinos van a tener lugar. Este Gobierno es defensor de la fiesta de los toros”, ha señalado el portavoz del gobierno regional, Ángel Garrido, quien ha negado que se vaya a clausurar el coso durante un año. El portavoz ha afirmado que aún no hay una fecha para el inicio de los trabajos, pero que el plan es ejecutarlos “por tramos”.

Aunque es una empresa gestiona la plaza, el Gobierno madrileño aún no sabe quién tendrá que pagar la factura, ya que, además de la reforma de la estructura para mejorar su seguridad, la Comunidad quiere también "mejorar la situación de incomodidad de las gradas o la accesibilidad".

Eventos taurinos programados

Todo indica que la importancia de las obras, que comenzarán de inmediato, afecte a muchos eventos taurinos. Ahora, la Comunidad debe negociar si amplía un año el cotrato con Plaza 1, que finaliza en 2021, o indemniza a la empresa, a la que le queda la opción de querellarse contra un clarísimo incumplimiento por parte de la Administración.

En cualquier caso, para la tauromaquia este cierre temporal es un desastre, ya que el coso de la calle de Alcalá es el único español de temporada con más de 70 festejos y está obligado a dar espectáculos todos los festivos de abril hasta el 12 de octubre, además de las Ferias de San Isidro y Otoño.

La noticia está siendo muy mal recibida por todos los estamentos profesionales de la tauromaquia -empresarios, apoderados, ganaderos, matadores, novilleros, subalternos y mozos de espada-, que coinciden en que con el canon de más de 5 millones de euros que la anterior empresa, Taurodelta, ha pagado durante su decenio al frente del coso, debería haberse hecho frente a estas obras. Tampoco se entiende que, con estos ingresos superiores a los 50 millones desde 2005, la Comunidad no se ocupara de mantener el edificio en condiciones.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com