20 de agosto de 2019, 4:55:04
Ocio


'Better call Saul' 3x10: El regreso de Jimmy McGill

Por Sergio Ariza Lázaro

La tercera temporada de 'Better call Saul' ha llegado a su fin, al igual que uno de sus personajes principales. También ha significado el regreso de Jimmy McGill justo cuando parecía a punto de convertirse definitivamente en Saul Goodman.

((ATENCIÓN SPOILERS))


Decía con respecto al último episodio que en este capítulo nos enteraríamos de que personaje, entre Kim, Chuck y Nacho, no iba a llegar a la que se presupone temporada final de la serie. Ha sido Chuck. El mayor de los McGill ha sido el protagonista del cierre, apareciendo en el prólogo, mientras le lee una historia a Jimmy de niño, y del epílogo, en el que después de quedarse sin nada, ni trabajo, ni familia (y casi tan importante), ni nada por lo que luchar, termina suicidándose. El suyo ha sido un viaje tremendo desde su posición de alguien que miraba a todos por encima del hombro, creyendo que la LEY (así en mayúsculas) era lo único que regía su vida, cuando al final era su propio orgullo. Los dos hombres más jóvenes que estaban bajo su protección y que le admiraban, han terminado dándole la espalda y él ha terminado enemistado con ellos. Eso sí, las formas no han podido ser más distintas.

Comencemos por Harry Hamlin, uno de los personajes que mejor han sabido definir en una serie. Es increíble la integridad que han sabido dar a este hombre, cuando durante mucho tiempo parecía un simple pelele, más preocupado por ir bien vestido que por otra cosa. Al final, el que miraba por el bien común de la firma era él y no Chuck. Como gestiona su salida de la empresa, incluso poniendo dinero de su bolsillo, es verdaderamente increíble. Esos aplausos que se lleva Chuck en su despedida han tenido que escocer, nunca una victoria fue tan amarga.

Y luego está Jimmy quien, tras el accidente de Kim, ha vuelto a darse cuenta de la precariedad de la vida, decidiendo que es buen momento para hacer las paces con su hermano. Pero Chuck destruye definitivamente cualquier atisbo de acercamiento. Tiene razón en lo que dice, Jimmy tiene buenas intenciones pero siempre acaba haciendo lo incorrecto, es incapaz de redimirse, pero es cruel y vengativo, llegando a decirle a su hermano que no se preocupe por los remordimientos ya que “nunca le ha importado mucho su relación”. Algo que sabemos, por el prólogo del episodio (y por las tres temporadas), que no es cierto. A Chuck sí que le ha importado su hermano, lo que pasa es que su relación siempre ha estado viciada por el resentimiento de Chuck hacia Jimmy por ser más querido por la gente, a pesar de sus múltiples fallos. Una vez quemados los puentes con el trabajo y lo que queda de su familia, Chuck vuelve a recaer en su enfermedad que ahora parece claramente un símbolo de su conciencia. Su suicidio es la única salida a la predicción que le hizo Jimmy unos capítulos atrás: "Esto es lo que va a pasar, vas a recaer de tu enfermedad y vas a morir solo en un hospital lleno de máquinas".

La vuelta de Jimmy

Pero los remordimientos de Jimmy no se limitan a Chuck, como decía, tras el accidente de tráfico de Kim, Jimmy se ha vuelto a ver reflejado en un espejo y no le ha gustado lo que ha visto. Ha llegado el momento de intentar arreglar las cosas. Lo primero con la propia Kim, adiós a su querida oficina y a la adorable Francesca, amor y salud por delante del trabajo. Lo segundo es compensar a la pobre Irene, la anciana a la que dejó sin amigas en el capítulo anterior. Tras varios intentos solo lo consigue descubriéndose ante ellas como el timador que es. Adiós a sus clientes más fieles y al dinero de Sandpiper. Es un bonito esfuerzo y hace que su relación con Kim alcance un nuevo estatus pero, como Chuck, sabemos que no va a durar mucho. Ella también ha dado un paso y ha cambiado sus prioridades, adiós al éxito (y la esclavitud) en el trabajo, hola nachos y Blockbuster.

Por último, en la parte criminal, Nacho ha centrado los focos (nada de Mike, por otro lado). La tensión ha alcanzado nuevos máximos y parecía claro que él o Héctor Salamanca iban a acabar con un tiro en la cabeza. Al final no ha sido así, cuando estaba dispuesto a salvar a su padre y acabar con el mafioso de su jefe, su plan con las pastillas ha funcionado en presencia del mismísimo Gus Fring. Queda claro que el dueño de Los Pollos Hermanos se ha enterado de su cambio de pastillas, puede que Mike tenga nuevo compañero para la última temporada.

A pesar de que todavía no está renovada, todo hace indicar que el año que viene veremos la última temporada de la serie. Tras este final parece que vamos encaminados a que la relación entre Kim y Jimmy centre la parte del protagonista, mientras que el afianzamiento de Gus Fring y los Pollos Hermanos frente a los Salamanca (con Héctor más que presumiblemente en una silla de ruedas con campanita) será el foco principal de la parte criminal. Como logren unir esas dos partes será lo fundamental para cerrar por todo lo grande.

- Más noticias sobre 'Better call Saul'

- 'Better call Saul' 3x09: Vendiendo el alma por dinero

- 'Better call Saul' 3x08: la amarga vuelta del rey del timo

- 'Better call Saul' 3x07: Jimmy McGill cede terreno ante Saul Goodman

- 'Better call Saul' 3x06: ¿familia no hay más que una?

- 'Better Call Saul' 3x05: punto, juego, set y partido

- 'Better call Saul' 3x04: entrando en territorio 'Breaking bad'

- 'Better call Saul' 3x03: Dos enemigos temibles

- 'Better call Saul' 3x02: el reencuentro con Los Pollos Hermanos

- 'Better call Saul' 3x01: la vuelta del personaje más interesante y complejo de la televisión actual

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com