26 de mayo de 2019, 23:02:18
Nacional


El juez Garzón origina una gran polémica al cuestionar la clave terrorista del 'caso Alsasua'

Por Diariocrítico


Con un artículo publicado este jueves en el diario 'El País', el ex juez Baltasar Garzón, ha originado un gran revuelo en redes sociales, convirtiéndose en trending topic en Twitter. El ahora activista político cuestiona en dicho artículo la clave terrorista con la que se está procesando el llamado 'caso Alsasua', el caso de las agresiones sufridas por dos guardias civiles en un bar de esa localidad navarra en octubre de 2016.

El artículo de Garzón destaca que la Fiscalía pide un total de 375 años de prisión para los acusados, y considera que se contextualiza dentro de una "desnaturalización del concepto de terrorismo de los titiriteros, tuiteros y antisistema". Con ello, conecta el ex juez con otros casos de actualidad que también fueron muy controvertidos, como el de los tiriteros andaluces que osaron sacar una pancarta sarcástica sobre Al Qaeda y ETA y se dijo de ello que estaban haciendo "apología del terrorismo". También menciona Garzón a los tuiteros, juzgados por este tipo de delitos, además de odio, por unos mensajes y otros chistes de dudoso humor, pero de escaso valor penal en otro contexto legal.

"Ha costado mucho dolor llegar a la paz; hacerla sostenible es nuestra obligación y no arriesgarla con este tipo de ensayos que, al final, desempoderan a las víctimas y desmerecen la seria y contundente labor previa en el combate contra el terrorismo de ETA", sentencia, nunca mejor dicho, el juez Garzón al término de su escrito.

En ese artículo también menciona la anécdota de cómo un amigo norteamericano, al conocer la noticia sobre el proceso de Alsasua, le comentó sorprendido: "Es impresionante cómo castigáis aquí a los terroristas (...) No, es que he visto la petición del fiscal Perals de la Audiencia Nacional de 375 años de cárcel para unos jóvenes de Alsasua y te quería preguntar qué crímenes habían cometido". Garzón tuvo que explicarle la supuesta relación terrorista entre esos radicales de Alsasua y ETA, pero cuando intentaba explicarlo, se dio cuenta de cuánto carecía de cualquier lógica.

Ojo porque Garzón ni frivoliza ni quita valor a las agresiones sufridas por los guardias civiles, quienes fueron su puño durante su etapa de golpes continuos a ETA en la carrera judicial. De hecho, destaca las agresiones sufridas pero explica que en Euskadi, durante años, y auspiciado por ETA, hubo un proyecto real llamado "Alde Hemendik (AH)", que en euskera significa 'Fuera de aquí', y que consistía en infundir miedo en los que los violentos consideraban enemigos de la patria vasca y la causa independentista, 'invitándoles' a marcharse de su tierra. Eso, claro, incluye echarles de un bar, pero a lo largo de su amplio artículo, Garzón da su consideración acerca del error que supone comparar este hecho con los viejos tiempos en los que ETA estaba, lamentablemente, en todas partes, con o sin capucha.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com