23 de octubre de 2019, 18:33:09
Ocio


Fantastic Negrito trae el blues del siglo XXI a España

Por Diariocrítico

El concierto que Fantastic Negrito ofrecerá mañana miércoles 19 de julio en la sala madrileña Joy Eslava (con Ryser de teloneros) servirá de disparo de salida a la gira que el estadounidense ofrecerá estos días, y que también pasará por la mallorquina Pollença (el jueves 20, Claustre de Pollença), San Sebastián (el domingo 23, Heineken Jazzaldia) y Girona (el lunes 24, Tempo sota les estrelles).


Cuatro conciertos donde Fantastic Negrito mostrará las muchas virtudes de su disco de debut, “The Last Days Of Oakland”, ganador del Grammy al mejor álbum de blues contemporáneo de 2016. Lo suyo es "blues con actitud punk", como autodefine su música. Canciones crudas (sonora y emocionalmente), repletas de perspectiva vital ganada a base de golpes. Urgente y visceral. Un despliegue de rabia, protesta y autobiografía. Y es que, tras pasar años en terapias contra el dolor, por un accidente de coche que en 2000 le mantuvo semanas en coma, Fantastic Negrito se muestra como alguien que realmente luce cicatrices de superviviente. Un luchador que empezó a despuntar tras ganar en 2015 el Tiny Desk Contest de la NPR (radio pública estadounidense), un concurso para descubrir talentos desconocidos sin contrato discográfico; la emisora lo escogió vencedor entre casi siete mil aspirantes. Para participar envió un vídeo con él y su grupo interpretando en un ascensor de carga de Oakland su canción “Lost In A Crowd”. “Fue su pasión, su voz y su banda lo que nos convenció. Estamos orgullosos de nuestra elección”, comunicó NPR.

Se trata de un músico sutil y sofisticado, pero dispuesto asimismo a poner la quinta marcha a su slide. Hijo de una familia de quince hijos de la Bay Area californiana, firmó en los años noventa un contrato con Interscope Records, historia que acabó en agua de borrajas. La de ahora va en serio y ya ha cruzado el Atlántico. Por ejemplo, en el irlandés Pure M se escribió de su primer single, “Working Poor”: “¿Alguna vez te preguntaste cómo sónarían Robert Johnson o Lead Belly en el siglo XXI? Por supuesto que sí. Escucha esto. El blues clásico del Delta suena renacido por este artista, retorcido con poderoso y contemporáneo soul y funk. Maldita sea, es excitante y sexy”. Poco después llegaron más reseñas mayestáticas, como la del británico "Classic Rock Magazine": "Una gran obra de deslumbrante amplitud y originalidad, que proclama un talento que brilla con luz cegadora en la oscuridad post-Prince". Y a partir de ahí, un no parar. Hasta Greil Marcus, tal vez el periodista musical más prestigioso de las últimas décadas, ha sido seducido por su música. "Igual que el disco de debut de Led Zeppelin, el de Negrito es demasiado sobrecogedor y tenso para quedarse en el canal del blues, aunque es improbable que se desvíe hacia donde están los hobbits. Pero él va a algún sitio, de eso no hay duda".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com