16 de septiembre de 2019, 12:18:37
Internacional


La victoria más débil de Merkel hace temblar a Europa mientras entra con fuerza la ultraderecha neonazi



La canciller Angela Merkel ganó las elecciones federales por cuarta vez consecutiva, pero Alemania tiembla al ver el triunfo más débil de la CDU con el 32,9% de los votos, lejos del 41,5% logrado en 2013.

Pero los grandes perdedores de la jornada fueron los socialdemócratas del SPD, que de la mano del ex presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz lograron el 20,5% de los votos, su peor resultado desde 1949.

Y otra nota negativa más para Europa además de la debilidad del gobierno que tendrá su locomotora económica: la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) se convierte en la tercera fuerza política alemana, entrando por primera vez en el Bundestag. Logró el 12,9% de los apoyos en sus primeras elecciones, recordando inevitablemente episodios ya olvidados, como el ascenso nazi en los años 1930 del siglo pasado.

En cuarta posición se sitúan los liberales del FPD (10,7%), por delante de La Izquierda (9,2%) y los Verdes (8,9%).

Y ahora, ¿qué?

Merkel tendrá que volver a contar con el apoyo de otras fuerzas políticas para seguir al frente del Ejecutivo alemán, pero con peores perspectivas y estabilidad que nunca. Todo apunta a que los liberales del FPD y los Verdes serán sus nuevos socios de gobierno, ya que los socialdemócratas del SPD han asegurado durante la campaña que no revalidarán la Gran Coalición de la que han formado parte junto a la CDU en la última legislatura. De hecho, a ello se escudan para explicar su debacle en las urnas.

A la triple coalición de democristianos, liberales y verdes ya se la conoce como 'la jamaicana', por el color de sus partidos, verde, amarillo y negro.

Merkel admitió ante los simpatizantes de su partido que hubiera deseado "un resultado mejor", pero se comprometió a trabajar para liderar un "gobierno estable". "Tenemos el encargo de formar gobierno y asumiremos esa responsabilidad en diálogo sereno con otros socios", afirmó.

El candidato del SPD a la cancillería alemana, Schulz, asumió su responsabilidad por los malos resultados conseguidos por su partido en un día "difícil y amargo para la socialdemocracia" pero no dimitió.

Por su parte, uno de los cabezas de lista de la AfD, Alexander Gauland, celebró la entrada de su formación en el Bundestag, en el que se comprometió a trabajar para "recuperar nuestro país y nuestro pueblo". "Que se abrigue el Gobierno porque vamos a por él", advirtió.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com