23 de agosto de 2019, 10:40:48
Deportes


Hala Real Isco, y poco más... el Madrid supera con modestia al Espanyol (2-0)



A estas alturas de la temporada pasada era casi un cadáver futbolístico y para el mercado de invierno era carne de traspaso. Pero la recta final del año le dio la gloria, Liga y Champions incluidos, y ahora es el líder del centro y ataque para el Real Madrid. Cosas que pasan. Como ayer pasó en el Bernabéu, que sólo él, Francisco Román Alarcón, conocido como Isco, dio sensación de poder superar al Espanyol.

Ronaldo estuvo desaparecido, fallón y torpón, además de que no recibía balones en condiciones. Asensio hizo lo que pudo, pero tampoco es la joven estrella del comienzo de la temporada, cuando sus goles enterraban al Barça. Ahora los azulgrana son líderes con 7 victorias de 7 posibles y están a 7 puntos en la tabla. Pero el Madrid salvó los muebles en un partido muy modesto, no nefasto, pero sí bastante flojo.

No hizo falta que los blancos dieran lo mejor de sí para ganar a un modosito Espanyol de Quique Flores, muy manso, y que apenas dio susto arriba, salvo un palo y alguna situación que obligó a trabajar a Keylor Navas, quien acabó con la portería a cero de nuevo. El problema del Madrid no pasa este año por encajar goles, puesto que en Liga se llevan 6 goles en contra en 7 partidos. Pero arriba sí hay un claro Problemón, con mayúsculas.

Se criticaba a Benzema, con ignorancia, pero ha terminado demostrando que era su presencia la que provocaba goles, ya fuera por los que él marcaba o por los que facilitaba con su juego sin balón. Bale no está para fiestas, aunque haya mejorado, y Ronaldo está pagando su falta de forma física al estar 5 partidos fuera por la sanción arbitral. Así, sin delanteros en forma, con Mayoral a quien no se le pueden pedir mayores glorias, tienen que ser centrocampistas como Isco ayer o Ceballos la pasada semana en Vitoria, quienes salven los muebles.

En todo caso, el Bernabéu vio por fin ganar a su equipo en Liga y perdonó a los suyos. Era una jornada enrarecida, con cuestiones políticas de por medio, banderas españolas en las gradas y ganas de que el equipo comience a estar arriba en la tabla. Aún el Madrid es quinto, y visto lo visto, con el Sevilla, el Valencia y Atlético tan fuertes, será complicado que ese ascenso en la clasificación sea cosa de pocas jornadas.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com