25 de abril de 2019, 5:47:39
Horóscopos


¿Tienes pesadillas y terrores nocturnos?: debes usar un atrapasueños así



¿Tienes feas pesadillas y otros sueños que te hacen pasar momentos desagradables, angutiosos y terroríficos durante la noche? Debes usar entonces con urgencia un atrapasueños.

Un atrapasueños o cazador de sueños es un amuleto pequeño hecho a mano, cuya base es un aro fabricado tradicionalmente con madera de sauce, con una red en su interior y decorado con diversos objetos, aunque lo más común es decorarlo con plumas.

Según la creencia popular, este amuleto filtrarrá tus sueños, dejando pasar sólo los positivos; los sueños que no recuerdas son los que bajan lentamente por las plumas.

Las pesadillas se quedan atrapadas en la cuenta (piedra) y a la mañana siguiente se queman con la luz del día para que no se cumplan.

Origen de los atrapasueños

Los atrapasueños ('dreamcatcher' en inglés) son originales de los nativos norteamericanos. Los usaban los miemrbos de la tribu Ojibwa, quienes construían los atrapasueños atando hebras vegetales teñidas de rojo en el interior de una argolla circular o con forma de lágrima de madera, resultando una red similar a una telaraña. Ellos los llamaban, en su lengua nativa, "asabikeshiinh", que significa literalmente "araña", por su forma.

El atrapasueños, colgado sobre la cabecera de la cama, se usa como hechizo para proteger a los niños de las pesadillas y de las visiones malignas.

Durante las décadas de los 1960 y 1970 fueron adoptados por los indígenas norteamericanos de diferentes pueblos e incluso considerados como un símbolo de identificación cultural; sin embargo, otros nativos los consideran objetos chabacanos, fabricados con objetivos comerciales sin consciencia sobre su funcionamiento.​Ahora son objetos populares en todo el mundo y se compran para espantar pesadillas y visiones negativas.

Cómo funcionan los atrapasueños

Realmente no hay forma de comprobar cientíricamente que que alejen o no los malos sueños o sensaciones negativas, pero calma y resulta tranquilizador para quienes los compran, continuando esta tradición milenaria de las tribus nativas de América.

No se deben usar como elementos decorativos si perseguimos que cumplan su función mágica. Debemos retirarlos por las mañanas, con la luz del sol en nuestro dormitorio, y volver a colocarlo desde el atardecer, y así cumplir como espantador de pesadillas y malos sentimientos en nuestro descanso.

Para colocarlos de manera efectiva, los atrapasueños se deben colgar en el techo y próximos a el cabecero de la cama, no en éste. Además, no debe estar el contacto con ningún objeto o con la pared, ya que impide la filtración de malos sueños.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com