27 de febrero de 2020, 6:47:39
Deportes


Grave episodio de homofobia en el Camp Nou que quedará impune



Más que un club, pero con un grito masivo en el Camp Nou fuera de todo civismo, además de rozar delitos de odio por motivos de orientación sexual. Y es que el sábado, el Camp Nou, estadio del Barça, gritó continuamente "maricón" al entrenador del Málaga, Míchel, un ex del Real Madrid al que se la tiene jurada la afición blaugrana.

El técnico madrileño, hemos podido saber ahora, pidió al árbitro parar el encuentro por los gritos de "maricón" del Camp Nou, ya que se consideran antideportivos y constitutivos de un delito de odio, al igual que se deben parar los partidos, si es necesario, por episodios de racismo y xenofobia. Sin embargo, parece ser que se hace la vista gorda con otras discriminaciones como la homofobia.

Míchel exigio al cuarto árbitro actuar de inmediato ante los continuos cánticos de "Míchel, Míchel maricón", al gritarle: "¡Árbitro! Para el partido. Me están llamando maricón". Este asistente arbitral no dio noticia de ello al colegiado sino que incluso se quejó de ser requerido por el entrenador malaguista. Es seguro casi al cien por cien que no constó en acta, por lo que será complicado que se abra expediente.

Estos años también fue polémica la actitud del Benito Villamarín, estadio del Betis, en el que se apoyaba a su delantero Rubén Castro cuando éste estuvo encausado por un presunto delito de maltrato de género. Además, Cristiano Ronaldo se ha quejado en numerosas ocasiones de los gritos de "Este portugués, qué gitano es", al considerarlo también un cántico racista.

El Barça no considera ya a España como su país ni en términos geográficos

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com