23 de agosto de 2019, 8:43:38
Economía


España crecerá más de lo previsto pese a la crisis catalana, según Bruselas



La Comisión Europea publicó hoy su pronóstico económico europeo de otoño, que abarca los años 2017, 2018 y 2019 e incluye datos sobre el crecimiento del producto interno bruto (PIB), la inflación, el empleo y los déficits presupuestarios públicos y la deuda, entre otros. Estas previsiones se centran en los 28 Estados miembros de la UE, más los países candidatos y algunos países no pertenecientes a la UE.

En el caso de España, la previsión de crecimiento para 2018 es del 2,5%, una revisión que mejora en una décima a la anterior realizada. El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha calificado este jueves de "buena noticia" la mejora de las previsiones.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido que la situación en Cataluña podría afectar a las previsiones de crecimiento de España. Pese a que la Unión Europea considera que el año que viene el crecimiento será del 2,5 por ciento, el Gobierno español ha bajado sus previsiones del 2,6 por ciento al 2,3 por ciento, "precisamente previendo que estos acontecimientos puedan generar problemas en el futuro", ha indicado el presidente. De hecho, ha añadido, existen datos preocupantes como la salida de empresas de Cataluña y ha recordado que este contexto también está afectando al turismo y al comercio.

Según las previsiones de la Comisión, la economía de la zona del euro está en vías de crecer a su ritmo más rápido en un decenio este año, con un crecimiento del PIB real previsto del 2,2%. Esto es sustancialmente más alto de lo esperado en primavera (1.7%). La economía de la UE en su conjunto también batirá las expectativas con un fuerte crecimiento del 2,3% este año (frente al 1,9% de la primavera).

La Comisión Europea espera que el crecimiento continúe tanto en la zona del euro como en la UE en un 2,1% en 2018 y en un 1,9% en 2019 (Spring Forecast: 2018: 1,8% en la zona del euro, 1,9% en la UE).

En general, la economía europea se ha desempeñado significativamente mejor de lo esperado este año, impulsada por el resiliente consumo privado, un crecimiento más fuerte en todo el mundo y la caída del desempleo.

Se espera que el desempleo en la zona del euro promedie un 9,1% este año, su nivel más bajo desde 2009, ya que el número total de personas empleadas sube a un nivel récord. En los próximos dos años, el desempleo disminuirá aún más a 8.5% en 2018 y 7.9% en 2019.

Se espera que la inflación promediará un 1,5% en la zona del euro este año y se espera que baje al 1,4% en 2018 antes de subir al 1,6% en 2019.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com