25 de noviembre de 2020, 21:44:36
Economía


El Ibex vuelve a las andadas y se deja un -0,78% en la sesión del viernes



Al borde de perder los 10.000 puntos, el Ibex se ha mostrado dubitativo y da carpetazo al rebote vivido en las dos últimas sesiones. Cierra por lo tanto esta semana con un descenso acumulado del -0,8%, por lo que son ya 4 las bajadas del selectivo en las últimas 5 semanas. En la sesión de hoy también han flojeado el resto de bolsas europeas, aunque en menor medida: FTSE -0,08%, DAX -0,41%, Eurostoxx -0,48%...

Dentro del Ibex la peor parte se la han llevado Inditex (-1,65%), Caixabank (-1,65%) y el sector eléctrico con descensos de más del -1% para Iberdrola y Enagás. Al lado contrario ha resistido Acciona (+1,79%), Bankinter (+0,84%), Mediaset (+0,41%) y Repsol (+0,17%). La petrolera ha remontado durante el día de hoy favorecida por el incremento del precio del crudo Brent, cuto barril recupera los 62,50$ por barril. Sin embargo, ha sido una semana mala para las materias primas, siendo precisamente Repsol y Arcelormittal los que peor comportamiento han tenido en las últimas 5 sesiones: -6% aproximadamente.

En el mercado de renta fija ha subido la prima de riesgo española hasta los 119 puntos básicos como consecuencia del descenso de la rentabilidad del bono alemán (0,36% vs 1,55% del español). El eurodólar, por su parte, cotiza en el 1,179.

Durante la sesión no hemos contado con referencias macroeconómicas dignas de mención. Tan solo recalcar el gotea de buenas cifras que vamos conociendo en EE.UU. en su sector inmobiliario. Hoy han superado expectativas tanto las licencias de construcción de octubre (1,29 millones en los últimos 12 meses vs 1,25 estimadas) como en las viviendas iniciadas (1,29 millones vs 1,19 estimadas).

La pregunta del millón se centra en cuáles son los catalizadores que puedan provocar un rally en la recta final del año. Más allá de las reuniones de la Fed y el BCE en diciembre, para las cuales no se prevén sorpresas, no hay eventos destacados a corto plazo que nos hagan pensar en un repentino rebote e las bolsas europeas.

No descartamos que la renta variable europea pueda recuperar los máximos que alcanzó en el mes de mayo. Para ello el Eurostoxx debería rebotar un 4%, algo que no es descabellado.

Si el euro baja a 1,15, el clima se calma en Cataluña y la inflación da algún síntoma de mejora, las bolsas europeas sí podrían acabar el año en máximos. En cuanto al Ibex, un apoyo superior al 50% el 21D a los partidos constitucionalistas tendrá un efecto muy positivo y le podría empujar a cerrar la brecha que ha abierto desde finales de verano con el resto de índices europeos. El sector financiero, que pesa un 33% en el Ibex, es uno de los más sensibles a la crisis catalana, de manera que no entendemos un rebote consistente si no va acompañado de los bancos.

* Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com