2 de diciembre de 2020, 20:41:22
Nacional


El País Vasco se lleva el 'cuponazo' de la financiación autonómica obviando la solidaridad territorial

> La nueva ley la convertirá en receptora neta pese a ser de las regiones más prósperas

Por Diariocrítico

La nueva ley del Cupo para el periodo 2017-2021 llega este martes al Congreso para consagrar al País Vasco como receptor neto del Estado y mejorar los privilegios de una de las regiones más prósperas del país que queda fuera del sistema de solidaridad territorial de la financiación autonómica.


El Gobierno de Mariano Rajoy sacó adelante los Presupuestos de 2017 tras alcanzar un acuerdo con el PNV que tomará forma esta semana en el Congreso con la votación de una norma pactada antes del verano: la nueva ley del Cupo vasco que regula la aportación de que realiza al Estado por competencias en defensa o política exterior.

La 'letra pequeña' del acuerdo blindará los privilegios económicos del País Vasco para los próximos cinco años, antes de abordar la tan prometida reforma del sistema de financiación autonómica para reducir las diferencias territoriales. De hecho, varios miembros del comité de expertos que el Ministerio de Hacienda designó para analizar dicha reforma se habrían manifestado en contra del sistema del Cupo vasco, tal y como informa 'El Mundo', porque no sólo no corrige las desigualdades sino que la consagra para el futuro.

Dichos expertos calculan que desde el 2010 el País Vasco es receptor neto del resto de España ya que los ingresos que esta región aporta al Estado en forma de cupo son menores que los que recibe en concepto de devolución de IVA (el País Vasco se queda con lo recaudado por este impuesto en su territorio, más un porcentaje de lo recaudado en el resto del país por las ventas de las empresas vascas). Un ingreso a su favor que ascendió a 300 millones, según el último dato disponible correspondiente a 2015 que ofrece 'El Mundo'.

Por un lado, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, justificaría el acuerdo por los derechos históricos y el concierto vasco recogido en la Constitución y, por otro, el PNV niega que se trate de un privilegio sino que reconoce una deuda de 1.400 millones que tenía contraída el Estado con esta región.

Por su parte, Ciudadanos ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad a esta ley. Su presidente, Albert Rivera, afirmó en una entrevista en 'Onda Cero' que este sistema de Cupo vasco "perjudica a otras comunidades y al modelo de Estado" y que el cálculo de lo que han llamado el "cuponazo" se debe discutir.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com