21 de octubre de 2019, 1:43:55
Deportes


Icardi, o el otro fichaje imposible del Real Madrid que busca un beneficio personal



De manera muy interesada, toda la prensa italiana publicaba ayer el secreto del contrato de Mauro Icardi: el argentino del Inter de Milán, supuestamente seguido por el Real Madrid desde hace meses para reforzar su delantera, costaría 'sólo' 110 millones de euros a partir del 1 de julio, con lo que se convierte en una ganga para tal y como está actualmente el mercado.

El argentino se está saliendo este año en el fútbol italiano pero muchos consideran que todo se trata de una trampa en la que han caído los medios de su país y del nuestro para ganarse un aumento de sueldo y, en general, subir el caché de este futbolista de cara a un futuro millonario en otro club.

Realmente el Madrid nunca se ha pronunciado oficialmente sobre Icardi y hay muchas dudas sobre su personalidad y su talento, ya que se le estaría siguiendo a largo plazo, porque se duda que tenga una capacidad regular de marcar un gran número de goles por temporada. En todo caso, al club blanco le parece caro su actual coste y no le ven como la mejor opción para buscar un relevo a Benzema, el delantero señalado por el madridismo y los medios como el culpable de todos los males del ataque blanco.

Lo cierto es que la 'carta de los reyes' del Madrid pasa por objetivos mucho más ambiciosos. Florentino Pérez esperará a finalizar la temporada para conocer el estatus de la actual plantilla. Otro año sin títulos se traduciría en un monumenal fracaso y en ese caso se forzará un renovación integral de la plantilla. Se habla incluso de vender a su estrella, Cristiano Ronaldo, que cumplirá en breve 33 años, y acometer la locura mayor: intentar fichar a Neymar por 222 millones, que es lo que acordó el brasileño para fichar por el PSG, que le mantuvieran su coste durante unos años. Además, Pérez sueña también con la actual estrella de los delanteros europeos, Harry Kane, del Tottenham, que a sus 24 años está firmando una temporada de locura. Otro objeto de deseo es el egipcio Mohamed Salah, del Liverpool, que está superando a otras estrellas por su alto rendimiento. Zidane, sin embargo, suspira por su eterno deseado Eden Hazard, el belga del Chelsea. Kepa sería una opción para la portería, por supuesto, pero dicen las malas lenguas que el entrenador francés no quiere que tanto portero en su plantilla cierre las puertas a su hijo guardameta, Luca Zidane.

Y volviendo al caso de Icardi, a estas alturas, parece una noticia trampa para buscar un beneficio personal a través de su agente. ¿Haría bien el Madrid en descartar públicamente su fichaje? ¿Será que no le importaría ficharle si fallan otras opciones?

Como curiosidad, Icardi lleva desde los 9 años viviendo en España, concretamente en las Islas Canarias, y fichó por un breve tiempo por las categorías inferiores del Barça cuando era muy joven, aunque pronto pasó a la Sampdoria italiana, para después despertar el interés de su equipo actual, el Inter.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com