14 de octubre de 2019, 5:28:57
Nacional


La "lección" que extrae el rey Felipe VI de la crisis política en Cataluña

- En su discurso en Davos ha reivindicado la Constitución como "pilar clave de nuestra convivencia democrática"

Por Diariocrítico

El rey Felipe VI ha participado este miércoles en el Foro Económico Mundial que se celebra en Davos (Suiza), y ha aprovechado su intervención para hablar sobre la crisis política en Cataluña. El Rey ha reivindicado la Constitución española, "pilar clave de nuestra convivencia democrática, que merece el máximo respeto", y ha compartido la lección que, a su juicio, "podemos aprender de esta crisis".


En su discurso ante la élite económica y política reunida en Davos, el rey Felipe VI ha resaltado las fortalezas de España, y ha comenzado recordando los buenos datos registrados por el sector turístico en 2017. A su juicio, la "excelencia y calidad del sector, la seguridad, el sistema sanitario y nuestro carácter extrovertido, amigable y pacífico", son algunas causas de este récord de visitantes. En línea con los discursos del Ejecutivo de Mariano Rajoy, ha recordado los estragos de la crisis, pero ha celebrado que desde 2014 la economía crece a un ritmo de en torno al 3% anual.

A renglón seguido, ha aprovechado el 40 aniversario de la Constitución para "reivindicar la importancia del espíritu de comprensión y solidaridad que permitió a nuestro país emprender un camino de paz, libertad y prosperidad como nunca antes en nuestra historia".

El rey ha querido "abordar la crisis reciente en una parte fundamental del alma de nuestro país y su identidad diversa: Cataluña, donde hemos visto un intento de socavar las reglas básicas de nuestro sistema democrático".

"Lo que podemos aprender de esta crisis, una lección no solo para España sino para las democracias en general, es la necesidad de preservar el Estado de derecho como piedra angular de la democracia, así como respetar el pluralismo político y el principio básico de la soberanía nacional, que pertenece a todos los ciudadanos. Los desacuerdos y disputas políticas deben resolverse de acuerdo con las reglas y valores democráticos establecidos en nuestra Constitución y nuestro marco legal".

Según ha aseverado,"la Constitución española no es un simple ornamento; es la expresión de la voluntad de nuestros ciudadanos y el pilar clave de nuestra convivencia democrática. Como tal, merece el máximo respeto de todos y cada uno de nosotros. Mi país es un Estado que respeta la ley y en el que prevalece la seguridad jurídica y, por lo tanto, la Constitución y las leyes se aplican".

"Los españoles saben que el bienestar y el progreso en el siglo XXI no se obtendrán mediante la soledad, el aislamiento o la división, sino mediante propósitos y objetivos comunes. Debemos ser plenamente conscientes del mundo interdependiente en el que vivimos, donde se requieren respuestas globales", ha manifestado.

"Europa es nuestro futuro"

El rey ha concluido su intervención dedicando unas palabras a Europa, cuya realidad "está estrechamente relacionada" con España. "Europa es nuestro hogar histórico y nuestro futuro; es nuestro empeño común. España es una nación con un espíritu y una vocación europeos. Creo que esto se debe fundamentalmente a que el proyecto europeo representa una encarnación internacional de la paz, la solidaridad, el estado de derecho y el desarrollo social y económico, todos los valores que España considera propios".

"Las incertidumbres actuales no deberían disuadirnos, deberían permitirnos ver que las soluciones deben ser iguales a los desafíos. Europa debe reinventarse a sí misma y el alma de esa nueva Europa debe reflejar el alma de sus ciudadanos, y para ello puede contar con España", ha zanjado.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com