20 de octubre de 2019, 1:04:10
Nacional


Unidos Podemos registrará en febrero la primera ley integral de transexualidad

> La Plataforma Trans: "por primera vez desde que se aprobó la Constitución nos sentimos sujetos de pleno derecho"

Por María Fernández

El 23 de febrero, Unidos Podemos registrará en el Congreso la primera proposición de ley integral de transexualidad e intersexualidad de carácter estatal. Este importante avance a nivel legislativo responde a la incansable lucha de movimientos sociales como la Plataforma por los Derechos Trans, que reivindica la transexualidad como una expresión más de la diversidad, y no como una disforia de género, al tiempo que reclama una reparación por las situaciones de discriminación y exclusión que padece este colectivo. "Por primera vez desde que se aprobó la Constitución nos sentimos sujetos de pleno derecho, personas partícipes en las políticas y estrategias que nos conciernen", celebra la presidenta de la Plataforma, Mar Cambrollé.


"Esta ley es una propuesta robusta, nacida del consenso y del respaldo de 150 organizaciones, y es una respuesta integral. Aunque siempre es positivo que se aprueben leyes de igualdad, en este caso, nosotros necesitamos no sólo reconocimiento y garantías, sino también comer. La exclusión laboral y precariedad extrema que viven muchos transexuales es también una forma de violencia, que no debemos consentir", explica Mar Cambrollé.

El registro de esta proposición de ley responde a la lucha de la Plataforma Trans, que encontró apoyo en Unidos Podemos, y por ello, Cambrollé ha querido agradecer "la madurez política y altura de miras" de la formación, al tiempo que esperan que "ningún partido le dé la espalda a esta ley que es necesaria". Será el próximo 23 de febrero cuando se registre en el Congreso esta iniciativa.

"Nos gustaría que el PP no hiciera más el ridículo en cuestiones de derechos humanos, aunque es cierto que el mapa político nos permite prescindir de su voto. Lo único que les pediría es que si no votan a favor que se abstengan, pero no voten en contra porque somos uno de los colectivos más excluidos a nivel internacional", denuncia la presidenta de la Plataforma.

El pasado 28 de noviembre, el Congreso de los Diputados dio luz verde, pese al rechazo del PP, a una propuesta de reforma de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, para la rectificación registral de la mención relativa al sexo y nombre de las personas. Con esta iniciativa, cualquier ciudadano mayor de 16 años y con las capacidades legales suficientes puede solicitar el cambio de registro de sexo y nombre en su documentación oficial. Aunque esta reforma supuso un hito ya que, entre otras cosas, elimina la asociación de transexualidad con enfermedad.

Sin embargo, esta reforma fue tildada de "insuficiente" por la Plataforma por los Derechos Trans, que insiste en la necesidad de una ley integral sobre transexualidad para reparar los daños sufridos durante décadas en forma de discriminación y exclusión social. Según Cambrollé, este proyecto de ley "se fundamenta en dos pilares fundamentales: entender la transexualidad como una expresión más de la diversidad y no como una disforia de género, y la libre determinación de la identidad y expresión del ser, es decir, que se reconozca que las personas transexuales son sujetos de pleno derecho a la hora de decidir quiénes son".

La ley tiene un carácter simbólico de reconocimiento y reparación porque “las personas transexuales hemos sido ciudadanos de segunda desde que se aprobó la Constitución; y además el Estado debe reparar el daño que ha causado en las personas transexuales, que hemos sido discriminados y excluidos".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com