4 de abril de 2020, 17:40:38
Ocio


El Informe Psicosocial y la realidad de los Equipos Técnicos de los Juzgados

Por Paloma López & Rocío Gavilán


El informe psicosocial, se trata de una prueba más, generalmente la principal, que se puede aportar en un procedimiento de divorcio, tanto al inicio del mismo, como ante la solicitud de modificación de medidas, y en la que la mayoría de los jueces se basan para dictar sentencia.

Los juzgados, suelen tener su equipo técnico profesional, especializado en realizar dichas funciones de evaluación, pero lo que ocurre en la actualidad, en nuestro país, es que muchos de estos equipos técnicos, no pueden llevar a cabo sus funciones, de la manera adecuada, debido a la sobrecarga de trabajo que existe en el Juzgado. Esto, no solamente es perjudicial para los afectados en el divorcio, ni que decir de los menores, sino que también lo es para el resto de profesionales que nos dedicamos a la evaluación psicológica forense.

A parte de esta gran cantidad de trabajo que presentan los equipos técnicos de los juzgados, nos hemos encontrado problemas a la hora de afrontar y defender a nuestros compañeros de trabajo.

Muchos abogados, entienden que el informe psicosocial, es una prueba con un peso determinante, pero a la que realmente ninguno de los profesionales jurídicos puede acceder. A lo largo de nuestros años de experiencia, hemos trabajado con distintos tipos de informes periciales, de equipos técnicos psicosociales. Si bien es cierto que, existen buenos equipos que hacen su trabajo de una manera excelente, aunque con retraso en el tiempo, pero, muy a nuestro pesar, existen otros equipos que no realizan su labor de la manera adecuada.

Con esto, nos referimos a que, como su propio nombre indica, el informe PSICOSOCIAL consta de dos partes, la parte de EVALUACION Y ESTUDIO PSICOLÓGICO, y la parte de EVALUACION Y ESTUDIO SOCIAL. No es posible, que un informe psicosocial esté completo, si una de estas dos partes no está reflejada en el informe, cosa que a día de hoy cada vez pasa con más frecuencia, y que, desgraciadamente, deja a los pies de los caballos el trabajo de los psicólogos, que, con formación especializada, nos dedicamos a dichas evaluaciones forenses.

Cuando un informe psicosocial, está firmado únicamente por un graduado en Trabajo Social, hablamos de una infracción importante; primero por la parte que corresponde al intrusismo laboral, puesto que un Trabajador Social no tiene los conocimientos necesarios para poder decidir sobre el mejor régimen de Guarda y Custodia de unos menores, y segundo, porque dicha evaluación no está realizada de manera correcta ni completa.

Ante una situación como esta, por un lado, los propios abogados son lo que deberían, en primer lugar, impugnar dicho informe, y solicitar que se realice una evaluación adecuada y completa, a toda la unidad familiar; y por otro, los profesionales que nos dedicamos a la Psicología Forense, insistimos en el llamamiento a todos los Juzgados; ante la sobrecarga de trabajo que existe, somos muchos los profesionales adscritos al Listado Oficial de Peritos, de la Comunidad de Madrid. Mejoremos esto entre todos, y, sobre todo, HAGAMOS REALIDAD el principio que nos rige a todos los profesionales de este campo y que cada día está más olvidado, EL BIENESTAR DE LOS MENORES.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com