22 de octubre de 2020, 6:40:52
Nacional


Rizando el rizo de la 'mordaza': la directora de Igualdad de Mallorca, imputada por denunciar posible "apología de violencia de género"


En Mallorca el ambiente feminista está caldeado. Un juzgado balear ha impuesto a la directora de Igualdad del Consell, Nina Parrón, 30.000 euros de fianza, a la espera del juicio por vía penal, por denunciar ante la opinión pública y ante la fiscalía un caso que consideró "apología de violencia de género".


Los hechos se remontan al 2016. El presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Las Islas Baleares (APFSIB), Jorge Skibinsky, decidió escribir una carta al director que fue publicada en el periódico 'Última hora' con el título 'No fue una agresión machista'.

Tal y como recopila 'Público', en el texto, Skibinsky explicaba el suceso por la "obsesión por la persona amada" que habría obnubilado al agresor por una mera motivación pasional. "El feminismo radical y misándrico ha inundado a la sociedad de su ideología sectaria que ve machismo hasta en la sopa", escribió.

Se refería al crimen de la Alcúdia donde Carlos Peña prendió fuego a la que fuera su pareja Xué Sandra con un bidón de gasolina en presencia de su hijo de dos años justo después de que le hiciera saber que quería terminar la relación. La mujer murió días después en el hospital por las graves quemaduras, pero logró salvar al niño.

Peña se justificó así ante la magistrada que llevó su caso: "Si no está conmigo, no está con nadie".

La polémica carta de Skibinsky, publicada cuando la víctima aún convalecía, levantó una ola de indignación y en ese contexto, la directora de Igualdad del Consell, Nina Parrón, anunció ante los medios de comunicación que presentaba un escrito ante la Fiscalía por considerar que podría ser constitutiva de delito por hacer "apología de violencia de género" y consideró que, si no lo era, "debería serlo". Denunció la "trivialización" de los hechos, la "minusvaloración de la víctima" y el "menosprecio y humillación" que destilaba el texto.

La Fiscalía archivó el caso entendiendo que no hubo ánimo de "degradar a la víctima" en sus palabras. Acto seguido, Skibinsky presentó una querella criminal contra Parrón acusándola de crear "un clima de tensión" y una "animadversión injusta" contra él.

En las últimas semanas, un juzgado mallorquín ha decidido imponer 30.000 euros de fianza a la directora insular de Igualdad a la espera de que se celebre el juicio oral por presuntos delitos de calumnias e injurias con publicidad.

"Si un cargo político no puede hacer declaraciones sobre su área de trabajo, apaga y vámonos", ha comentado a 'Público' en un momento en que está tan cuestionada la labor de la Justicia en los temas relacionados con la libertad de expresión y los delitos de injurias, contra el honor o la propia imagen.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com