14 de diciembre de 2019, 14:51:49
Nacional


El Gobierno avisa: la investidura de Turull no supondría el fin del 155 en Cataluña

> El 'futuro' político de Turull, en manos de la CUP y el juez Llarena

Por Diariocrítico

El Parlament de Cataluña celebrará este jueves el Pleno de investidura, en el Jordi Turull tratará de lograr los apoyos necesarios para ser nombrado presidente de la Generalitat. Aunque una de las proclamas del bloque independentista es poner fin a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la investidura de Turull, si es que suma los votos necesarios, no pondría fin a la intervención del Gobierno de Mariano Rajoy. Así lo ha avanzado el ministro de Justicia, Rafael Catalá en una entrevista en 'Onda Cero', en la que ha asegurado que el 155 se mantendrá vigente hasta que se forme un Gobierno "conforme a Derecho".


Desde las elecciones del pasado 21-D, el bloque independentista se ha embarcado en una deriva de negociaciones en la que han llegado a sonar 3 nombres de candidatos a president, aunque ninguno ha llegado al Pleno. El presidente del Parlament, Roger Torrent ha suspendido en dos ocasiones los debates de investidura de Carles Puigdemont, que se encuentra fugado en Bruselas, y Jordi Sànchez, que permanece en prisión provisional. La tercera opción es el ex conseller Jordi Turull, que se encuentra en libertad provisional, investigado en la causa abierta por el 'procés' soberanista.

Ciudadanos ha pedido esta mañana a Torrent la desconvocatoria "urgente" del Pleno de este jueves, una petición que ha sido rechazada, ya que según Torrent atiende a motivaciones políticas, por lo que ha emplazado a la formación 'naranja' a pronunciarse durante su turno de intervención. Si nada cambia a última hora, a las 17:00 comenzará el pleno en el que Jordi Turull intentará ser investido president.

Su futuro político está en manos del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que podría cambiar de opinión y enviar a prisión provisional a Turull, y la respuesta del bloque independentista ha sido mantener el pulso al Estado, presentando a un candidato inmerso en un proceso judicial. Llarena podría decretar este viernes su ingreso en prisión provisional, lo que conllevaría su inhabilitación para el desempeño de cargo público. De esta forma, y en caso de ser investido, su mandato podría ser el más breve de la historia parlamentaria.

Ahora bien, no solo depende de Llarena el futuro político de Turull, ya que para ser investido en primera vuelta, necesitaría que las 4 abstenciones de la CUP se tornen en votos a favor. Esta parece una opción poco probable, teniendo en cuenta el documento que los anticapitalistas han remitido a sus bases, en la que tratan de inducir al 'no' a Turull, a quien consideran muy cercano a la antigua Convergència. Si la CUP no cambia de opinión y los diputados fugados, Carles Puigdemont y Toni Comín no renuncian a sus actas, Turull no superaría esta votación, y se abriría el plazo de 48 horas para la segunda ronda.

Si la CUP apoya al candidato de JxCat y ERC, y este es investido president, el rey Felipe VI debería sancionar su nombramiento, ya que tal y como ha aclarado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, "no se trata de que le parezca bien; sino que sus actos son debidos y formales".

Otro escollo ante la posible investidura de Turull sería la vigencia del 155 en Cataluña. En su entrevista en Onda Cero, Catalá ha avanzado que el Gobierno mantendrá la aplicación de este artículo hasta que se forme un Gobierno "conforme a Derecho".

Según Catalá, el 155 "no es una medida asociada al Presidente de la Generalitat sino con un Gobierno que fue destituido por incumplimiento grave de sus funciones. Cuando este gobierno esté constituído y empiece a ejercer sus funciones ahí es donde se planteará ese decaimiento del 155".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com