28 de noviembre de 2020, 1:20:27
Nacional


El PNV celebra el Día de la Patria Vasca recordando que "la mera existencia del 155 es un ataque a Euskadi y al autogobierno"

> Los nacionalistas expresaron su confianza en que éste sea el último 'Aberri Eguna' con ETA aún activa


El PNV ha celebrado este domingo, como es costumbre al finalizar la Semana Santa, el Día de la Patria Vasca, 'Aberri Eguna' en euskera. Este año ha sido una celebración especial porque es la primera con una autonomía, Cataluña, intervenida por el Estado, algo que ha dedicado parte de los discursos de sus dirigentes, como el lehendakari Iñigo Urkullu o el presidente del partido, Andoni Ortuzar: "La mera existencia del 155 es un ataque a Euskadi y al autogobierno".


El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha trasladado a afiliados y simpatizantes del partido que han abarrotado la Plaza Nueva de Bilbao para sumarse a la celebración jeltzale del Aberri Eguna, este año bajo el lema ‘Gure etorkizuna, gure Aberria’. También ha intervenido el Lehendakari, Iñigo Urkullu, quien ha pronunciado un discurso de marcado carácter europeísta. “Nuestro desafío es la libertad de la Nación vasca, y los países más avanzados de Europa son nuestra referencia. Europa es nuestro futuro, nuestro modelo”, ha afirmado.

La crisis que vive el Estado y que afecta directamente al pueblo vasco ha estado muy presente en el discurso de Ortuzar, quien se ha declarado muy preocupado por la emergencia de un “nacionalismo español rancio. Una cosa es un nacionalismo en positivo, que reivindica lo suyo sin cuestionar a los demás, como el nuestro; y otra muy distinta es un nacionalismo negacionista, que para afirmarse tiene que dominar a los otros que le rodean. Eso no es nacionalismo, es autoritarismo”, ha denunciado.

El presidente del PNV ha tenido palabras de solidaridad para dos personas que han ocupado un asiento en la tribuna de autoridades: Montserrat Candini, alcaldesa de Calella y responsable de Relaciones Institucionales y con la Sociedad Civil del PDeCAT, y Eduard Pujol, diputado y portavoz adjunto de Junts per Catalunya en el Parlament. Y ha recordado la posición de EAJ-PNV en el complicado tablero de la política en el Estado español. “La mera existencia del 155 y la aplicación que se está haciendo de él en Cataluña son un ataque también a Euskadi y a nuestra idea del autogobierno. Nosotros queremos que los autogobiernos catalán y vasco estén exclusivamente en manos de sus legítimos y legítimas representantes. Nosotros no queremos gente en la cárcel por defender ideas políticas. Nosotros no queremos que sean los jueces quienes decidan quién puede gobernar y quién no. Lo que está pasando en Catalunya es muy grave. Y nuestros principios y valores nos reclaman alzar la voz y protestar por ello. Y ser consecuentes”.

En este punto, Ortuzar ha añadido que “quien quiera contar con el PNV debe dejar de tomar decisiones que lleven a la política a la excepcionalidad y debe dejar de humillar a una gran parte de la sociedad catalana con acciones o declaraciones faltonas. Por ejemplo, no sé quién cree que mejoran las cosas anunciando un recurso contra los Presupuestos vascos. Y debe abrir cauces de diálogo con las actuales instituciones catalanas, debe favorecer que se constituya cuanto antes el Govern de la Generalitat y debe asumir que Euskadi y Catalunya son realidades nacionales que merecen respeto a su autogobierno”.

El dirigente nacionalista ha expresado su confianza en que este sea el último Aberri Eguna con ETA aún activa. “A lo largo de toda nuestra historia hemos estado radicalmente opuestos a la violencia de ETA. La violencia de ETA, además de muerte, dolor y desolación, provocó una crisis moral en nuestra sociedad. Y ha ensuciado el nombre de Euskadi. Ahora que están a punto de bajar definitivamente la persiana sería bueno que asumieran con claridad su trágico legado y la injusticia de sus actos”, ha afirmado.

El Lehendakari Urkullu ha iniciado su intervención recordando que “el Pueblo Vasco es parte de Europa antes de la llegada de los Estados. Ser vasco es ser europeo”. Y ha aportado su visión de una Europa que, ante todo, debe ser “una Europa social que cambie el paradigma de la austeridad, que dé respuestas a la integración laboral de la juventud, las mujeres y las personas paradas de larga duración. Conocemos de cerca las dificultades de las personas pensionistas, pero no vamos a caer en demagogias y falsas promesas. SÍ vamos a exigir que las pensiones se revaloricen con el IPC. SÍ vamos a exigir la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad social. SÍ vamos a exigir al Gobierno español que garantice un sistema público de pensiones dignas. SÍ vamos a mantener el sistema de protección social y el complemento a las pensiones más bajas que en Euskadi aprobamos por Ley el año 2008”, ha afirmado el Lehendakari.

Urkullu también ha abogado por “una Europa política que incorpore a las realidades nacionales sin Estado, como Euskadi. Planteamos una ‘Directiva de Claridad’ que ofrezca un cauce de solución para que, las Comunidades políticas que expresen su voluntad de decidir su Estatus de futuro, puedan consultar a su ciudadanía en un referéndum legal y pactado. Las cuestiones internas de cada Estado afectan a la Unión. La ‘Directiva de Claridad’ es una propuesta para dar solución a un problema de naturaleza política. Un problema que no se puede abordar desde el estrecho margen de la acción judicial y penal, como pretende España en relación a Cataluña. Esta crisis política no incumbe solo al Estado español, concierne al conjunto de la Unión Europea. Afecta a Pueblos cuyas sociedades vienen expresando, históricamente, una voluntad de Autogobierno. Una voluntad arraigada en Cataluña y Euskadi, que no se manifiesta en contraposición a Europa sino lo contario, desde nuestro europeísmo y apuesta por Europa”, ha afirmado.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com