18 de octubre de 2019, 7:51:09
Nacional


Torrent aplaza 'sine die' el pleno de investidura tras la decisión del Supremo sobre Sànchez

> El bloqueo institucional acerca la repetición de elecciones en Cataluña

Por Diariocrítico

El Tribunal Supremo ha vuelto a rechazar la puesta en libertad de Jordi Sànchez, así como los permisos extraordinarios para asistir al pleno de investidura que estaba convocado este viernes. Como también era de suponer, ante la imposibilidad de investir a Sànchez, el presidente del Parlament, Roger Torrent ha vuelto a aplazar 'sine die' la celebración de ese pleno. Si el Parlament no logra investir a un candidato antes del 22 de mayo, los catalanes volverán a las urnas en el mes de julio.


El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena ha vuelto a negar al ex presidente de ANC Jordi Sànchez la posibilidad de salir de prisión provisional para acudir como candidato a la sesión de investidura en el Parlament, al tiempo que ha rechazado que lo haga por vía telemática. Es la segunda vez que Sánchez se presenta como candidato a la presidencia de la Generalitat de forma infructuosa, ya que el juez sigue considerando que persiste el riesgo de reiteración delictiva.

Y de nuevo, el presidente del Parlament, Roger Torrent vuelve a aplazar el pleno de investidura, esta vez de forma indefinida, sabedor de que el 22 de mayo expira el plazo para investir president y eludir la repetición de elecciones.

La parálisis política sigue instalada en Cataluña, que desde las elecciones del 21 de diciembre afronta una situación de bloqueo institucional cuya solución se aleja en el horizonte. Durante estos cuatros meses, apenas ha cambiado nada, y es que pese al 'baile' de candidatos a president, la situación sigue siendo la misma desde que el Gobierno de Rajoy hizo entrar en vigor el artículo 155.

Si desde Moncloa exigen un candidato libre de procesos judiciales, los independentistas insisten en el ex president Carles Puigdemont, y de no ser él, siguen proponiendo nombres como Jordi Turull y Jordi Sànchez, ambos en prisión provisional.

Es cierto que al menos, la primera votación de investidura de Jordi Turull, que fue encarcelado antes de la segunda, puso en marcha el reloj de la cuenta atrás hacia la repetición electoral, pero tampoco parece que las urnas logren solucionar la crisis política.

Si el bloque independentista no logra investir a un candidato antes del 22 mayo, algo cada vez más probable, y ante la falta de iniciativa de Ciudadanos al respecto, los catalanes volverán a votar en el mes de julio, lo que supone que hasta entonces, y quien sabe si también después, la política seguirá instalada en bloqueo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com