15 de octubre de 2019, 12:51:45
Nacional


Los reproches del Supremo a la Justicia alemana son tan duros que podrían acarrear consecuencias



La Sala Penal del Tribunal Supremo avaló ayer la imputación por un delito de rebelión a Carles Puigdemont y rebatió los argumentos del tribunal de Schleswig-Holstein que negó la extradición al cuestionar la violencia en el procés. En un auto en el que confirmó la prisión preventiva para Jordi Sànchez, el alto tribunal recordó, además, que la Fiscalía ha dejado abierta la puerta a que los hechos fueran considerados como un delito de sedición, "en el supuesto de que no se constatara suficientemente el elemento de la violencia", necesario para el delito de rebelión, una posibilidad que sigue vigente.

Los magistrados del Supremo consideran que los argumentos de los jueces alemanes son "zigzagueantes" y "carentes de rigor" y le reprochan haber tomado una decisión "apresurada". La Sala considera que "no es razonable", como hace el tribunal alemán, comparar el proceso secesionista dentro de un país de la UE con la revueltas organizadas contra la ampliación del aeropuerto de Fráncfort. "Lo que aquí realmente sucedía era que después de más de dos años dedicados a laminar el ordenamiento jurídico estatal y autonómico, y de oponerse frontalmente al cumplimiento de sentencias básicas del Tribunal Constitucional, se culminaba el proceso secesionista dentro de un país de la Unión Europea, con una democracia asentada", afirma.

El Supremo reitera que pese a todas las advertencias de los tribunales y de las autoridades gubernativas, "los protagonistas del procés prosiguieron con su hoja de ruta e indujeron a unos dos millones de personas a que salieraN a la calle para votar ilegalmente". El resultado fue que, como era "totalmente previsible e inevitable", hubo violencia y más de un centenar de enfrentamientos físicos entre personas que fueron a votar y la Policía. El Tribunal destaca al respecto que los 6.000 agentes que se utilizaron para impedir el referéndum resultaron ostensiblemente superados por los 2 millones de votantes, y añade que "si hubieran intervenido un número bastante mayor de policías es muy probable que todo acabara en una masacre".

Por último, la Sala subraya que "si los hechos que se han venido cometiendo en España se hubieran perpetrado en un land de Alemania con los mismos factores de evolución, tiempo y resultado, no parece muy factible que todo ello se saldara con una sentencia condenatoria meramente simbólica como se dio en la resolución del tribunal de Schleswig-Holstein.

En la prensa se ve así: el diario EL PAÍS destaca que "el Supremo reprocha al tribunal alemán su decisión 'carente de rigor'". EL MUNDO habla de "contragolpe del Supremo". ABC dice que "el TS pregunta a Alemania si hacía falta una masacre el 1-O". "Dura crítica del TS al tribunal alemán por negar la rebelión", titula LA VANGUARDIA. Según EL PERIÓDICO, "el TS matiza la 'violencia' del 1-O ante Alemania". Por su parte, LA RAZÓN señala que "el TS se reivindica ante el tribunal alemán y defiende la rebelión".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com