27 de junio de 2019, 12:11:08
Nacional


Los observadores internacionales en Cambó recuerdan a "todas las víctimas", "presos" y "huidos"

Por Diariocrítico

En la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains, se ha escenificado el fin a ETA tras una negra historia que deja tras de sí 829 muertos. Los observadores internacionales han certificado la disolución de la banda, han guardado silencio por "todas las víctimas del conflicto" y han reclamado diálogo al Gobierno para encauzar un proceso de paz sin olvidarse de "presos" y "huidos".


Convocados por el Foro Social, la plataforma Bake Bidea y el Grupo Internacional de Contacto que dirige el abogado surafricano Brian Currin, los 'observadores internacionales' han leído la Declaración de Arnaga junto a otros agentes sociales y políticos que han dado cuenta de su postura sobre el proceso de verificación del fin del terrorismo.

El acto que arrancó con un minuto de silencio en pie "en honor de todas las víctimas de este conflicto" dio paso a las exigencias y reproches al Gobierno.

Los observadores celebraron que con los últimos comunicados de ETA -el del cese definitivo de la violencia y el desarme de la banda- se dieron "pasos históricos" porque ponen fin al "último grupo armado en el continente".

No obstante, insistieron en que "perduran heridas profundas" y hay comunidades "divididas". Reprocharon la falta de diálogo al Gobierno español y reclamaron soluciones para presos y huidos.

"Hubo llamamientos en Aiete que no fueron correspondidos. Sugerimos que se desarrollara el diálogo entre el grupo y el gobierno español, y no lo ha habido", lamentan.

"Aún están por resolver asuntos importantes, como el de los presos y las personas que se encuentran huidas y hacen falta esfuerzos duraderos para llegar a una total normalización de la vida cotidiana y política en la región", manifestaron al tiempo que recordaron el trabajo de reconciliación a largo plazo que queda por delante.

"Saludamos la reciente declaración de ETA en la que el grupo reconoce los sufrimientos que ha ocasionado y apoya[mos] el trabajo de reconciliación que queda por llevar a cabo", insisten poniéndose a disposición de una hipotética vía de negociación o mediación.

Paralelismo con el IRA

Durante el acto previo a la lectura del manifiesto, tomaron la palabra Gerry Adams, expresidente del Sinn Fein, y Jonathan Powell, exjefe del gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair. Ambos compararon el proceso del fin de ETA con los Acuerdo del Viernes Santo que acabó con el IRA en Irlanda del Norte.

También tomó la palabra el exprimer ministro de Irlanda Bertie Ahern quien felicitó a ETA "por su declaración y por haber puesto punto final a este conflicto y haber perdido perdón y haber reconocido a las víctimas".

Adams, Ahern y Powell, junto al político mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD); Michel Camdessus, ex director del Fondo Monetario Internacional, fueron los cinco observadores internacionales encargados de redactar la Declaración de Arnaga, leída por una joven vecina de Gernika, Irati Cuevas.

Ni PP ni PSE

No acudieron al encuentro representantes del PP ni del PSE, pero sí Antonio Ortuzar (PNV); Arnaldo Otegi, Rafa Díez y Rufi Etxeverria (Bildu); Eukene Arana (Podemos-Euskadi), y representantes de los sindicatos nacionalistas ELA y LAB y de UGT del País Vasco. También estuvo presente el histórico dirigente de ETA Eugenio Etxebeste 'Antxon'.

Ortuzar tomó la palabra tras la lectura del manifiesto y comenzó con un recuerdo a todas las víctimas, "víctimas directas de la sinrazón de la violencia". Hizo un llamamiento a mirar hacia el futuro e insistió en distanciar al Partido Nacionalista Vasco (PNV) del terrorismo: "El PNV ha discrepado radicalmente de los fines y de los métodos de ETA desde el principio". "Sin ETA la sociedad vasca se sacude el plomo de las alas", insistió el líder del PNV.

Por su parte, Otegi criticó que haya sido sólo ETA la que haya tomado todas las decisiones para llegar hasta el final del terrorismo y reclamó mirar "de qué lado se han dado los pasos y de qué lado no se han dado". También tuvo unas palabras para los presos e insistió en que el conflicto político permanecerá después del fin de ETA. "Esta vieja nación tiene derecho a vivir en paz y a decidir libremente su futuro. Tenemos derecho a ser lo que queramos ser desde posiciones democráticas", reclamó Otegi.

- Rajoy, ante el fin de ETA: "nada que celebrar" y mucho por seguir "investigando y condenando"

- Llegó el comunicado final de ETA: "Damos por concluida toda actividad"

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com