13 de diciembre de 2019, 16:54:47
Nacional


Archivado por sorpresa el caso de las preferentes de Caja Madrid: no se acredita que hubiera "engaño"



Para sorpresa de todos, este viernes el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha archivado, a petición de la Fiscalía, su investigación de las preferentes de Caja Madrid y Bancaja del 'caso Bankia' al considerar que no se acredita que hubiera "engaño" por parte de la entidad bancaria.

Según la Fiscalía, de lo instruido no ha quedado acreditado que la entidad emitiera participaciones preferentes "con el objeto de engañar a los inversores de forma global a sabiendas de que no iban a recuperar su inversión. Tal posibilidad, no era siquiera fácilmente predecible en 2009 sin que sea admisible un juicio retrospectivo de intenciones a la luz de los acontecimientos ocurridos años después".

La Fiscalía señalaba en su informe que tampoco ha quedado acreditado ni por vía testifical ni documental que los comerciales de las entidades recibieran instrucciones para comercializar el producto entre los inversores más inadecuados de manera que se viniera a contradecir lo expuesto en los contratos y en los test de idoneidad que como se ha dicho se formalizaron por lo general adecuadamente, sin perjuicio de los defectos detectados por la CNMV y que la entidad corrigió siguiendo la sindicaciones del supervisor.

Imputados

Con este archivo de la investigación, se sobresee la causa para 13 ex consejeros de Caja Madrid imputados por la emisión de las preferentes. Entre ellos estuvo quien fuera presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, ahora fallecido, y también otros miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid de entonces, como el ex presidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán, el ex secretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella (PP), el ex presidente de la Asamblea de Madrid Jesús Pedroche (PP), el ex alcalde socialista de Móstoles José María Arteta, el ex dirigente de CCOO Rodolfo Benito o el representante de UGT Gonzalo Martín Pascual.

El origen de las preferentes

La venta de las acciones preferentes por parte de bancos o cajas de ahorro remonta sus orígenes a los años 90, si bien su máxima expansión se produce en los años de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica entre 2008 y 2014. Se calcula que habría cerca de un millón de personas que habría perdido parte o todos sus ahorros.

En muchos casos, los ahorradores se sintieron estafados por no haber sido informados con transparencia de los riesgos que asumían al adquirir un producto complejo.

Se trata de unos instrumentos financieros que no otorgan un poder político como las acciones; no cuentan con un vencimiento determinado, y cuyos intereses vienen condicionados por la obtención de beneficios de la sociedad emisora. Además, en caso de concurso de acreedores, el inversor se encuentra en una posición muy vulnerable por aparecer antes de los accionistas. Se trataría de un producto híbrido entre la renta fija y variable, si bien muchos de los afectados consideran que se les vendió como si las preferentes fueran un producto similar a un depósito clásico de ahorros mucho más garantizado.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com