23 de octubre de 2019, 15:29:32
Nacional


El director de la RAE menosprecia la iniciativa de revisar con 'lupa feminista' la Constitución por confundir "gramática" y "machismo"

Por Diariocrítico

El director de la RAE, Darío Villanueva, ha dado la espalda a la solicitud del Gobierno para que la institución académica elabore un informe sobre el lenguaje inclusivo de cara a una eventual reforma de la Constitución.


Si bien la petición a la RAE sobre esta cuestión que anunció la vicepresidenta del ejecutivo, Carmen Calvo, ha iniciado su tramitación, parece que no tendrá mucho recorrido. En octubre, el pleno de la institución tendrá la última palabra.

El propio director de la institución académica, Darío Villanueva, criticó en una entrevista concedida a 'El País' que Calvo hubiera hecho el anuncio sin hablar previamente con él -dando a entender que habría tratado de disuadirla- y calificó el asunto de "serpiente de verano" que no llegará a ninguna parte.

Su postura la deja bien clara: "El problema está en confundir la gramática con el machismo".

Villanueva considera que son estériles los intentos de feminizar el lenguaje en aras de la igualdad y critica especialmente las "falsas soluciones" como intercambiar las letras ‘o’ y ‘a’ por una ‘e’, así como el uso sistemático de 'dobletes' por faltar al principio de economía del lenguaje.

Considera además que "la corrección política es una forma de censura perversa" y que la RAE debe ser ajena a la presiones que intentan modificar acepciones por el hecho de que molesten a determinados grupos. Puso ejemplos de ello -kamikaze, jesuítico…- obviando que la institución se vio presionada a incluir la nota 'uso despectivo' en una de las acepciones de "gitano" por indicación del propio Defensor del Pueblo.

También admite cambios como la quinta acepción de la palabra fácil que hasta hace poco aludía a "una mujer que se presta sin dificultades a mantener relaciones sexuales" y ahora habla en genérico de una persona. No obstante, Villanueva lo justifica no en la presión social para erradicar el machismo del lenguaje, sino en la evolución de la sociedad porque ahora también se utiliza dicho término para referirse a los hombres.

"El problema es hacer un diccionario solo de palabras bonitas. Las palabras sirven también para ser un canalla", argumenta Villanueva para justificar que en el diccionario deben recogerse las acepciones tal y como las usa la sociedad y no cómo deberían usarse.

No obstante, la polémica también estriba en cómo se presentan, es decir, las aclaraciones y notas que aparecen -o no- junto a ellas para explicar su contexto, como sucedió hace no mucho con el concepto de 'sexo débil' descrito por la RAE como "conjunto de las mujeres" al que tuvo que añadir recientemente una coletilla para explicar que esta fórmula es usada con intención despectiva o discriminatoria y no una definición pura.

- El diccionario de la RAE añade 5.000 nuevas palabras, como 'tuit', 'mileurista', 'bótox' o 'dron'
- Amigovio, motoneta o papichulo: el nuevo diccionario se llena de americanismos

- ¡Manda uebos los palabros que recoge la RAE! Almóndiga, haiga, bluyín…

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com