18 de noviembre de 2019, 4:23:04
Internacional


Israel vuelve a interceptar a la Flotilla de la Libertad; detenida a 49 millas de la costa palestina


La flotilla, integrada por 45 activistas procedentes de todo el mundo, pretendía romper el bloqueo que Israel mantiene sobre Gaza


La Flotilla de la Libertad, integrada por 45 activistas de todo el mundo, entre los que se encuentran tres personas de nacionalidad española y una israelí residente en España, fue detenida ayer por las fuerzas navales israelíes a 49 millas de la costa palestina.

La detención se efectuó durante las primeras horas de la tarde del domingo. La armada israelí contactó inicialmente por radio acusando a la flotilla de estar infringiendo el derecho internacional, amenazando además con utilizar “cualquier medida necesaria” para detenerlos. Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) califican este argumento para bloquear a la flotilla como una “desfachatez insoportable”, dado que “el Estado de Israel no ha cumplido ni tan siquiera una sola de las numerosas resoluciones de la ONU”. Minutos después el barco fue abordado y capturado por la armada israelí, que condujo la embarcación, con la tripulación de activistas y su cargamento humanitario de suministros médicos, a la base naval de Ashdod.

La Coalición Internacional de la Flotilla de la Libertad es un movimiento de solidaridad compuesto por campañas e iniciativas de todo el mundo que trabajan juntas para acabar con el bloqueo de Gaza. La Flotilla Rumbo a Gaza se basa en una propuesta no violenta que en ninguna medida persigue exponer las vidas de sus participantes a riesgos que puedan lesionarles o afectarles a su integridad física. La flotilla “persigue simplemente ejercer su derecho a la defensa de los derechos humanos, en este caso, de la población de Gaza”, asegura la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, que apoya la acción de protesta.

Sin embargo, este “acto de piratería” de fuerzas de seguridad israelíes supone en opinión de la organización el momento más peligroso de toda la iniciativa, tanto por los antecedentes de 2010 que concluyó con el asesinato de 10 tripulantes del Mavi Marmara, como por las posibles vulneraciones que puedan sufrir los activistas durante el proceso de detención y deportación.

Desde la asociación confían en que el Gobierno español, que se ha pronunciado a favor del derecho a la libre navegación, reclame las responsabilidades consecuentes a Israel y se asegure de que las personas retenidas se encuentran bien y no han sufrido ningún tipo de agresión o menoscabo. Además, “está estipulado que este procedimiento dure como máximo 72 horas, pero la fiabilidad que ofrece en materia de respeto a los derechos humanos el Estado de Israel es nula”, afirma la APDHA.

Aunque el objetivo fundamental de la Flotilla de la Libertad era llegar físicamente al puerto de Gaza para entregar los barcos a pescadores, hacer llegar el cargamento de material sanitario valorado en 14.000 euros y así romper el bloqueo, la noticia de la detención era previsible, dadas las anteriores actuaciones del Gobierno israelí, explican.

Al mismo tiempo, aseguran desde APDHA, “resulta desesperante ver la imposibilidad de romper el bloqueo ilegal que con tan flagrante impunidad mantiene Israel sobre Gaza”. Un bloqueo que, denuncian, no solo está colocando al borde del abismo a casi dos millones de personas en su mayoría refugiadas, también está vulnerando el derecho a la solidaridad de las personas defensoras de derechos humanos procedentes de todo el mundo, no solo las que residen en los Territorios Ocupados Palestinos.

Para todas las personas que apoyan la acción, llegar a Gaza posee un “valor simbólico adicional en el refuerzo de la esperanza de un pueblo en resistencia”. Más aún argumentan, en el momento actual, tras unos “meses fatídicos con noticias cada vez peores para el futuro de Palestina”.

La asociación considera que la “persistencia de la violencia a la que las fuerzas militares israelíes están sometiendo a la región no toca fondo”. Prueba de ello es que la cifra de asesinatos aumentan cada viernes, pero no solo durante los momentos de protesta, señalan, ya que en los últimos días las bombas han retornado a Gaza llevándose la vida de menores, adultos, personal sanitario, periodistas, etc. “De nuevo sentimos el terror del recuerdo del verano de 2014, un genocidio en directo que dejó más de 2.500 personas asesinadas en poco menos de dos meses”, expresa la organización.

Sin embargo, la APDHA tiene la certeza de que la misión de la flotilla ha cumplido una parte significativa de sus objetivos. En su opinión, durante dos meses y medio se ha realizado un trabajo persistente y sólido para aumentar la visibilidad de la realidad palestina, denunciar el bloqueo ilegal en Gaza, consolidar apoyos y fortalecer redes de activistas alrededor de todo el mundo.

Para la asociación, “Gaza ha trascendido fronteras y en cierta forma ha superado el bloqueo; se constata como cada vez hay más personas alrededor del mundo que se sienten pueblo de Gaza. Y la gente de Gaza puede llegar a sentir que seguimos al otro lado, porque no hay bloqueo que pueda con la solidaridad y la lógica de la justicia”.

A juicio de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, “la lucha por los derechos humanos no se detiene, no hay forma de parar las ansias de libertad y justicia de los seres humanos, por eso Israel fracasará y ni con toda su fuerza logrará que dejemos de luchar por el pueblo palestino”.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com