24 de enero de 2020, 10:03:02
Toros


Albacete: Felipe y De Manuel se salvan de la moruchada de los Lozano

Por Emilio Martínez

Días de mucho, vísperas de nada. O de casi nada. Tras el interesante festejo del lunes, también con protagonistas del escalafón novilleril, llegó este martes el petardazo ganadero de dos de las divisas de la familia Lozano, a la par empresarios del bello coso neomudéjar. A cuyos descastados bicornes hicieron frente el reaparecido local Sergio Felipe, que cortó la única oreja del aburrido festejo; el jovencísimo Francisco de Manuel, que pudo hacerlo de no marrar con las armas toricidas, y Toñete, sin opciones en su lote.


Si en el país se los ciegos el tuerto es el rey, en el de los moruchos -catadura del encierro de El Cortijillo y Hermanos Lozano -los que mínimamente embisten, o lo que sea eso que desarrollaron los del lote del local Sergio Felipe y el que cerró función, se salvan también mínimamente del desastre. Al menos primero y cuarto, mansos como todos, iban por allá y por acullá a las órdenes de los engaños del albaceteño, un ‘guadiana’ en su carrera que vuelve a la profesión a sus 27 años, que los movió con poso, reposo y elegancia.

Así se lució en las verónicas de recibo del que abrió novillada y en un quite mezcolanza de tafalleras y gaoneras. Después, con la clase desbordante que atesora, les muleteó con un punto artístico, aunque faltaba la emoción de la casta. Incluso en su otro burel, con el que buscaba otra oreja para descerrajar la Puerta Grande, se pegó un arrimón que le pudo costar caro tras permanecer unos eternos segundos entre sus guadañas.

Luego falló con el estoque y hubo de conformarse con una ovacionadísima vuelta de sus paisanos que ven en el albaceteño una esperanza de futuro… si no decide sorprender de nuevo a tiriosy troyanos y retirarse por sorpresa como hace casi un lustro.

También el último animal, con un punto de movilidad, permitió a Francisco de Manuel ese toreo ortodoxo, largo y de mano baja por ambos pitones hasta que se acabó el escaso motor del novillo, aunque el madrileño, que nada pudo hacer con el mansísimo tercero tampoco acertó a la hora de matar.

Si mínimamente estos tres novillos corridos en primer, cuarto y sexto lugar, permitieron sacar al festejo del aburrimiento, sus hermanos fueron no sólo burras con cuernos sin un gramo de sangre brava, sino cadáveres en vida que a pesar de los intentos nada permitieron a sus matadores. Siendo el principal perjudicado Toñete, que también muy a su pesar y a su derroche de ganas, quedó inédito.

FICHA

Novillos de EL CORTIJILLO, con 5º de LOZANO HERMANOS, muy bien presentados, mansos, descastados y justos de fuerzas, aunque nobles. SERGIO FELIPE: oreja; vuelta tras aviso. TOÑETE: silencio; silencio. FRANCISCO DE MANUEL: silencio; palmas tras aviso. Plaza de Albacete, 11 de septiembre, 4ª de abono, algo más de media entrada.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com