16 de septiembre de 2019, 13:18:43
Nacional


Aznar no pide perdón por la 'caja B' del PP y protagoniza sendas 'enganchadas' con Iglesias y Rufián

> Aznar, 'lo niega todo': asegura no conocer a Correa, pese a que fue invitado a la boda de su hija
> La nueva dirección del PP arropa al ex presidente en el Congreso

Por Diariocrítico

El que fuera presidente del PP durante 14 años, José María Aznar ha negado la presunta financiación ilegal de su partido en una bronca comparecencia en el Congreso. Arropado por la nueva cúpula 'popular', Aznar ha llegado a la Comisión pasadas las 9:30 horas para enfrentarse a las preguntas relacionadas con la supuesta 'caja B', aunque se han colado todo tipo de temas como la guerra de Irak, la boda de su hija, el 'procés', Irán y Venezuela o la venta de armas a Arabia Saudí. Los momentos más tensos se han producido durante los turnos del líder de Podemos, Pablo Iglesias y el diputado de ERC, Gabriel Rufián.


El ex presidente del Gobierno y del PP, José María Aznar ha asegurado en la comisión del Congreso que investiga la presunta financiación ilegal de su partido, que siempre que ha tenido que "afrontar un caso de corrupción" ha "actuado tajantemente y de una manera determinante", y que no tiene por qué pedir "perdón" por los casos que han salpicado a su partido.

A pesar de que la sentencia central del caso 'Gürtel' condenó al PP como "partícipe a título lucrativo" y concluyó que había existido una 'caja B', Aznar ha insistido en que el partido no es corrupto ni ha sido condenado. Preguntado por el portavoz socialista, Rafael Simancas, ha negado tener relación, conocer o haber contratado al presunto 'cabecilla' de la trama, Francisco Correa, a pesar de que este fue uno de los invitados a la boda de su hija en 2002 en San Lorenzo de El Escorial. También ha aprovechado para asegurar que los 'papeles de Bárcenas', "carecen de fundamento".

Por otro lado, Aznar ha expresado este martes su preocupación por la situación por la "salud física" su exministro Eduardo Zaplana "padeciendo una leucemia" y ha defendido que este asunto se pueda solucionar "lo más rápido posible". Eso sí, rechazó que presos de ETA pudieran salir de prisión por razones de salud como se le propuso desde Bildu.

Enganchada con Rufián

El ex presidente 'popular' también protagonizó varios encontronazos con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, a quién acusó de golpista y éste le recriminó con una foto del que fuera su gobierno en la mano que "multitud de los ministros están condenados, imputados o señalados por enormes casos de corrupción".

En una intervención varias veces interrumpida por Rufián -ataviado con una camiseta del asesinado José Couso-, Aznar negó que España participara en la guerra de Irak.

Rufián también aludió a la boda de su hija: "La boda de su hija parecía un cártel [...] ¿cómo es posible que de la boda de su hija sólo queden por imputar los camareros?". "Yo no me casé ese día", contestó Aznar al ser preguntado por la cantidad de investigados que figuraron en la lista de invitados.

"A usted simplemente le ha faltado el gato para ser como Vito Corleone", añadió Rufián en sus críticas a Aznar, quien le aportó un dato biográfico. "Ahora no tengo gato, pero tuve uno de pequeño y tres mientras estuve en la Moncloa", contestó.

Iglesias saca de quicio al ex presidente

Si la tensión ha protagonizado el 'cara a cara' con Rufián, Aznar ha perdido los nervios durante el turno del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que le ha acusado de haber mentido en sede parlamentaria al negar la presunta financiación ilegal del PP. Iglesias, que le ha repetido en varias ocasiones su obligación de "decir la verdad", le ha acusado de ser "el máximo responsable de la corrupción de su partido", al tiempo que ha señalado que "parece acreditada la existencia de la 'caja B'.

Aznar ha reprochado a Iglesias su presencia en la Comisión, y le ha afeado haber ido para decir lo "que ha hecho", en alusión a las acusaciones en su contra, y ha terminado perdiendo los nervios ante el líder de Podemos.

"Usted me parece un peligro para las libertades y para la democracia, y lo demuestra todos los días", ha espetado Aznar a Iglesias, por lo que ha sido llamado al orden por el presidente de la Comisión, Pedro Quevedo. El ex presidente del PP ha asegurado que le "importa un pepino el populismo" de Iglesias.

El líder de la formación 'morada' ha tachado de "triste" la intervención del ex presidente, precisamente por ser quien es. "La imagen patética que acaba de dar en esta comisión es una mala noticia de este país...Le aseguro que trabajaré para que en mi patria nadie se tenga que avergonzar de tener ex presidentes como usted".

A su salida, Iglesias ha dicho que "se ha visto entrar a un ex presidente y salir al jefe de la corrupción en España". "Lo importante hoy no era discutir de política si no establecer sus responsabilidades en la financiación ilegal del PP". Por su parte, Aznar ha manifestado que se lo ha "pasado muy bien" en la Comisión.

El PP de Casado respalda a Aznar

La nueva 'plana mayor' del PP, con Pablo Casado a la cabeza, ha arropado al ex presidente en su comparecencia en el Congreso. Aznar ha entrado en la Comisión 'escoltado' por Casado, la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat y el secretario general, Teodoro García Egea. Si durante la 'etapa Rajoy', el ex presidente se alejó y escenificó su mala sintonía con la dirección del partido, la llegada de Casado le ha hecho sentirse "muy querido por mi partido".

El primer gesto tuvo lugar tras la designación de Casado como nuevo líder, cuando invitó al ex presidente a Génova, y dejó claro que siente "orgullo" por la gestión de Aznar, durante los 14 años que permaneció al frente del PP.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com