16 de junio de 2019, 2:54:24
Ocio


Las 10 mejores películas de Sophia Loren

Por Sergio Ariza Lázaro

Sophia Loren, nombre artístico de Sofia Villani Scicolone, es una de las últimas de su especie, las grandes estrellas del celuloide del Siglo XX. Una especie en peligro de extinción como prueba el hecho de que Loren sea la última representante femenina viva de la lista que público en 1999 el American Film Institute, con las 50 mayores estrellas de la pantalla grande, 25 por cada género (en el caso de los hombres, solo Kirk Douglas y Sidney Poitier siguen entre nosotros). Así que es un placer celebrar su 84 cumpleaños recordando 10 de sus películas más icónicas. Puede que estén lejos de ser obras maestras, la fama de Loren está muy por encima de las obras en las que participó, pero todas se benefician de su talento y de su legendaria belleza, la misma que hizo que compañeros de rodaje que respondían a nombres como los de Cary Grant, Peter Sellers, Marlon Brando o el amor platónico de su vida, Marcello Mastroianni, cayeran rendidos a sus pies. Unos pies (al igual que el resto de su anatomía) que permanecieron fieles al productor Carlo Ponti, el hombre que la descubrió a los 17 años de edad.


La ladrona, su padre y el taxista (1954)

El cine italiano vivió una verdadera época dorada tras la II Guerra Mundial, con géneros como el neorrealismo de Rossellini o De Sica, y creadores tan grandes como Fellini, Visconti, Passollini o Antonioni. Pero, a nivel popular, el estilo que tuvo más éxito fue la comedia italiana con iconos como Alberto Sordi. Alessandro Blasetti fue uno de sus directores más destacados y 'La ladrona, su padre y el taxista' uno de sus mejores ejemplos, contando con un trío protagonista de absoluto lujo Vittorio De Sica, Marcello Mastroianni y la propia Loren. Los dos últimos comenzaban una relación laboral que les llevaría a rodar 12 películas juntos, convirtiéndose en una de las parejas cinematográficas más recordadas de todos los tiempos.



Orgullo y pasión (1957)

Ambientada en la Guerra de Independencia Española, 'Orgullo y pasión' es la segunda película como director de Stanley Kramer. Está muy lejos en calidad de cosas que vendrían poco más tarde como 'La herencia del viento' o '¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)' pero es una película fundamental en la carrera de Loren. Fue su primera incursión con éxito en el cine de Hollywood (había aparecido de extra en 'Quo Vadis' unos años antes) y la primera vez que trabajó en España, un país que a partir de esta película se convertiría en escenario de varias superproducciones. Eso sí, más allá de su importancia en la carrera de Loren, la película está muy por debajo de sus tres rutilantes estrellas, Cary Grant, Frank Sinatra y Loren, aunque cuente con un extra de lujo, entre los 50.000 que se utilizaron, en la figura del futuro presidente de España, Adolfo Suárez.



Dos mujeres

La adaptación a la gran pantalla de la novela de 1957 'La campesina (La ciociara)' de Alberto Moravia le valió a la actriz para demostrar que era mucho más que un símbolo sexual y para que la empezaran a tomar más en serio como actriz. No en vano, este papel le valió un Oscar como Mejor Actriz, además de otros 22 premios interpretativos. Se podría considerar a esta película; que la juntó con otra de las más grandes estrellas europeas de todos los tiempos, Jean-Paul Belmondo y fue dirigida por De Sica; como uno de los puntos aparte de su carrera.



El Cid (1961)

Loren vuelve a España para rodar junto a Charlton Heston, a las órdenes del gran Anthony Mann, las andanzas de Rodrigo Díaz de Vivar, donde interpreta a Doña Jimena, la mujer del mítico héroe medieval español. Es una película poco interesada en la historia y mucho más en la aventura y el romance, con una gran banda sonora de Miklós Rózsa y grandes interpretaciones de sus dos protagonistas. Fue, además, la primera superproducción de la factoría Bronston que convertiría a España en escenario principal de las mismas.



Ayer, hoy y mañana (1963)

Otra película dirigida por Vittorio De Sica, el director que mejor partido le supo sacar a la actriz, que la vuelve a juntar con Mastroianni. Una película en tres episodios que es de lo mejor del director, fuera de sus obras maestras neorrealistas, y que cuenta con la mítica escena del striptease que, 30 años después, homenajearía Robert Altman en 'Pret-a-porter'



Matrimonio a la italiana (1964)

Uno de los mayores éxitos comerciales del cine italiano, en la que, nuevamente, se reúne con De Sica detrás de las cámaras y con Mastroianne delante de ellas. Una notable tragicomedia en la que Sophia y Marcello viven uno de sus más intensos duelo interpretativo, con una Loren en estado de gracia.



La caída del Imperio romano (1964)

La última gran superproducción de Bronston en España, realmente a esta película se la podría llamar 'La caída del Imperio Bronston', volvió a contar con Anthony Mann a la dirección y Sophia Loren rodeada por un elenco lleno de grandes actores como Alec Guinnes, Christopher Plummer o James Mason. También volvió a olvidarse de cualquier parecido histórico con la realidad pero, no por ello, deja de tener su interés. Puede que la megalomanía y el sentido del espectáculo de Bronston sean exagerados pero sigue siendo apabullante ver alguna de las escenas de esta película rodada bajo la firme mano de Mann.



Arabesco (1966)

Stanley Donen se plagia a sí mismo y vuelve a rodar 'Charada' (que era en sí misma un plagio/homenaje del cine de Hitchcock) sustituyendo a Cary Grant por Gregory Peck y a Audrey Hepburn por Sophia Loren. El resultado, una película irregular pero con el encanto que le brindan sus protagonistas y la siempre a destacar música de Henry Mancini.



Una jornada particular (1977)

Aprovechando como base la visita de Hitler a Roma en 1938, el director Ettore Scola compone una conmovedora película asentada en la tremenda exhibición de sus dos actores protagonistas, que no son otros que Marcello Mastroianni y Sophia Loren, en una de sus mejores películas juntos.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com