20 de octubre de 2019, 18:19:15
Opinión


Necesitamos una Europa de los ciudadanos

Por José Carlos García Fajardo


Un historiador es un profeta que mira hacia atrás y, a veces, acierta. Debe ser capaz de discernir momentos estelares entre los signos de los tiempos. Tiene la misión de alertar a la opinión pública para evitar que sus gobernantes dejen escapar la oportunidad de dotarse de instituciones adecuadas.

Después de dos guerras devastadoras, de invasiones y revoluciones, de sistemas totalitarios, de persecuciones y violaciones de los derechos humanos, hoy podemos sentar las bases para una forma nueva de convivencia.

Creo que se dan los ingredientes para construir la Europa de los ciudadanos por encima de la Europa del mercado. Una Europa federal que integre a los pueblos por regiones o por estados. Con una Carta Magna que reconozca los derechos y organice las instituciones. Y si hay que inventarlas, se inventan. Como se inventaron la democracia, la república, el senado, los tribunales de justicia y las constituciones. Los parlamentos, las monarquías, los imperios o los partidos.

Es posible encontrar fórmulas de integración que reconozcan la unidad en la diversidad, la representación popular y establezcan las garantías constitucionales. Nada hay inmutable y la contradicción es fuente de progreso cuando la atemperan la inteligencia, la razón y el poder de la palabra que busca la concordia. Se trata de sustituir la voluntad de poder por la voluntad de servir.

La suerte está echada y de nosotros depende que no pase de largo.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com