3 de abril de 2020, 20:34:54
Internacional


El Nobel de la Paz premia la valiente lucha de Nadia Murad y Denis Mukwege contra la violencia sexual

Por Diariocrítico

El Premio Nobel de la Paz ha querido reconocer la labor del ginecólogo congoleño Denis Mukwege y la activista yazidí y víctima del Estado Islámico, Nadia Mural, en su lucha contra la violencia sexual en dos países históricamente marcados por este crimen de guerra.



El Dr. Denis Mukwege es el fundador y director médico del Hospital Panzi en Bukavu, al este de la República Democrática del Congo. Su dedicación a los sobrevivientes de violencia sexual en Kivu del Sur es bien conocida por el pueblo congoleño y la comunidad de derechos humanos. Ha ganado docenas de premios, incluido el Premio de Derechos Humanos de la ONU en 2008, por su trabajo con sobrevivientes de violencia sexual en Kivu del Sur.

Denis Mukwege ha sido un defensor de los derechos de las mujeres en la RDC. También ha sido amenazado varias veces por grupos armados por denunciar la violación. Su familia también ha sido atacada. El 25 de octubre de 2012, encontró a hombres armados amenazando a sus hijos con armas de fuego y escapó de los disparos cuando hombres armados abrieron fuego contra él y mataron a uno de sus guardias de seguridad.

En 2015, Nadia Murad compareció ante el Consejo de Seguridad de la ONU para hablar sobre su experiencia de ser secuestrada y esclavizada sexualmente por el grupo armado que se hace llamar Estado Islámico (IS) en Irak. Desde entonces, ella ha hecho repetidos llamamientos para que los delitos cometidos por IS sean investigados y procesados. En 2016, con tan solo 23 años de edad, Nadia Murad fue nombrada la primera Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para la Dignidad de los Sobrevivientes de la Trata de Personas.

Este año se cumple una década desde que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la Resolución 1820 (2008), que reiteró la obligación de los estados de tomar medidas especiales para proteger a las mujeres y las niñas en los conflictos armados, y hacer que los culpables rindan cuentas por delitos de genocidio, los crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, incluidos los relacionados con la violencia sexual y de otro tipo contra mujeres y niñas. Esto también se establece en el Estatuto de Roma de 1998, que regula la labor de la Corte Penal Internacional.

El secretario general de Amnistía Internacional, Kumi Naidoo, ha dado la enhorabuena a Mukwege y Murad "por este reconocimiento de su valeroso trabajo en defensa de las víctimas de la violencia sexual en conflicto. Son faros de esperanza en un mundo donde la violación y otras formas de violencia sexual siguen siendo una característica frecuente y horrible de los ataques en tiempos de guerra, a menudo utilizados para brutalizar, silenciar y difundir el miedo".

"Entendemos que Denis Mukwege estaba realizando una cirugía cuando se hizo el anuncio, lo cual es un testimonio de su inquebrantable dedicación al tratamiento de mujeres y niñas en su hospital. Bajo su cuidado compasivo, miles de sobrevivientes de violaciones y violencia sexual en el este de la República Democrática del Congo han superado sus lesiones físicas. A pesar de enfrentar un intento de asesinato y ataques contra su familia, Denis Mukwege continúa haciendo una campaña incansable contra la violencia sexual en conflicto. Es un destacado campeón de los derechos humanos".

"El valiente testimonio de Nadia Murad ante las Naciones Unidas ha dejado al descubierto los horrores inimaginables que enfrentan las mujeres y niñas Yezidi que se encuentran cautivas y esclavizadas sexualmente por el llamado Estado Islámico en Irak, y muestra que quienes sobrevivan a la violencia sexual y otros abusos no serán silenciado o ignorado. "Su demanda de justicia da esperanza a los sobrevivientes e inculca la importancia de que sus atormentadores rindan cuentas de los crímenes de derecho internacional cometidos contra ellos".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com