19 de junio de 2019, 7:39:02
Nacional


Delgado se niega a dimitir y asegura que se siente otra "víctima" más de Villarejo



La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha asegurado este miércoles que se siente "víctima" del comisario jubilado José Manuel Villarejo tras la publicación de las conversaciones que mantuvieron en 2009 y ha acusado al PP de "chantajear" como el expolicía al utilizar políticamente esta filtración.

El Pleno del Congreso exigió ayer la dimisión de la ministra y, si no lo hace, instó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a destituirla, una petición que respaldaron PP y Ciudadanos y que salió adelante gracias a la abstención de Podemos. Sólo el PNV sumó sus votos a los del PSOE para apoyar a la ministra ante la moción presentada por los populares.

La portavoz del PP, María Jesús Moro, exigió el cese de Delgado por su "ausencia completa de ejemplaridad", por su actitud ante el caso Llarena, sus relaciones con el excomisario y por usar el Ministerio como una "sucursal" del despacho de Baltasar Garzón. El portavoz de Ciudadanos, José Ignacio Prendes, denunció la vulnerabilidad de la ministra por "la mochila de amistades peligrosas" que porta.

Frente a estas posiciones, el portavoz socialista, Juan Carlos Campo, criticó que se pida el cese de Delgado sin darle oportunidad a explicarse, actitud que comparó con la Inquisición, y criticó que se use a una persona en prisión preventiva por delitos muy graves para acabar con el adversario político.

El presidente Sánchez aseguró ayer que, por mucho que los populares reclamen la dimisión de la ministra Delgado "no lo van a lograr".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com