23 de octubre de 2019, 12:42:49
Fútbol


El Madrid y Lopetegui respiran a duras penas tras una victoria pírrica (2-1)



Pidiendo la hora, con 10 por lesión de Marcelo y con el Viktoria Plzen achuchando la portería blanca, el Madrid ganó por fin un mes después. No lo hacía desde que se imponía a la Roma, precisamente también en Europa, y mientras tanto han llegado varias derrotas y un empate. Julen Lopetegui consiguió llegar vivo al Clásico del domingo, pero lo que suceda en el Camp Nou sentará sentencia sobre el futuro en el banquillo.

Porque la imagen del equipo volvió a ser negativa. Empezó bien el Madrid, buscando con ganas el tanto ante los chechos, encontrando pronto esa recompensa con gol de Benzema en el minuto 11. Fue el francés uno de los mejores, pero también se llevó la ya clásica pitada que siempre recibe. Y como no sentenciaba el Madrid, preso de su mala racha y la presión que tiene por salir de la crisis, el público estalló contra el conjunto blanco por irse con un pobre 1-0 al descanso y con ocasiones de sobra del Plzen para empatar antes de los primeros 45 minutos. La posición de Lucas Vázquez, de lateral derecho, fue el apunte técnico más cuestionado a Lopetegui. Difícil de entender para todos, teniendo a Odriozola en el banquillo.

Y en la segunda la cosa no mejoró, por mucho que Marcelo puso calma con el 2-0 tras insuflar algo de aire el joven Fede Valverde. El uruguayo fue la sorpresa de Lopetegui en la segunda y cumplió, dando pulmones a un equipo acongojado, aún muy anclado en su crisis. Ni Asensio ni Marcelo pudieron mejorar en ataque la tónica general y Marcelo, que recibió un duro golpe, se tuvo que retirar ya con el tercer cambio recientemente ejecutado, por lo que el Madrid, para más INRI, tuvo que aguantar con diez los últimos minutos, pidiendo la hora y con la afición harta de su equipo.

Marcelo explota

El brasileño, ejerciendo de líder a falta de un Ramos que dé la cara ante los medios, la pagó contra la prensa. Dijo que la crisis la exageran los medios y que buscan la ruina del Madrid: "Los periodistas buscáis hacer daño, quizá porque no sabéis jugar al fútbol". "Puede que sea algo mental porque somos humanos y a veces las cosas no salen, pero he vivido situaciones peores y las hemos sacado adelante. Esta victoria nos da confianza para el próximo partido", dijo sobre la victoria.

Pero para comentar que espera estar el domingo pese al golpe recibido, sacudió a la prensa: "Quiero estar en el Camp Nou. Vamos a ver si puedo jugar. Es injusto valorar algo al inicio de temporada, que es lo que hacéis vosotros: antes del partido ante el Levante era muy malo y, después de estos dos goles, soy muy bueno".

También hizo defensa cerrada de su entrenador: "El entrenador no juega. Somos nosotros y si hay algún culpable somos todos: jugadores y cuerpo técnico. En el Camp Nou nos jugamos tres puntos más y, pase lo que pase, quedará mucha temporada. Esperamos ganar para coger confianza".

Kroos también confirmó a Lopetegui: "Tengo confianza y estoy contento con Lopetegui. En los últimos años hemos perdido también partidos y hemos respondido después. Somos un buen grupo y tenemos que seguir trabajando para darle la vuelta a la situación".

Casemiro fue más autocrítico: "Siendo sinceros, no estamos jugando bien y llevamos una mala racha, pero somos el Real Madrid y tenemos confianza en el entrenador y su cuerpo técnico. Nos toca trabajar y seguro que vamos a remontar la situación".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com