16 de octubre de 2019, 17:06:59
Opinión


Acordémonos de Guantánamo

Por José Carlos García Fajardo


Y de las cárceles para secuestrados y torturas que los EEUU mantienen en países de conveniencia. Hay suficiente información y análisis de esa monstruosidad. Así como de los centenares de periodistas, de médicos y enfermeros, de personal voluntario en misiones de solidaridad, contra el hambre, enfermedades endémicas y de muerte en tantos países del mundo desertizados y esquilmados.

Condenemos todo secuestro y tortura, todo crimen e injusticia, pero no nos pasemos de listos “pidiendo” que nuestro país, España, rompa sus relaciones con Arabia Saudí. Ni, aunque lo haga un político metomentodo que ya pagó con su exclusión cuando exigió la vicepresidencia y tropecientas carteras ministeriales para ayudar a formar un Gobierno socialista; menos mal que el líder de Podemos es rojo, comunista, revolucionario, salva patrias, aunque, al tiempo, haya servido y ayudado a dictaduras tan democráticas como las de Venezuela, de Ecuador y de lo que se tercie.

Critica al presidente del Gobierno de España por alejarse de Alemania y seguir comerciando con el despótico régimen saudita al que vendimos el tren a la Meca, y participamos en mil proyectos de empresarios españoles en ese país. con apoyo de Cs y PP, así como con el de millones de ciudadanos españoles. Qué cinismo.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió revelar la verdad detrás del caso del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi y aseguró ante el Parlamento que la muerte fue un «asesinato planificado». Maldita sea y con este van centenares de periodistas y de miembros de Organizaciones de Ayuda al Desarrollo y miles de periodistas y de médicos, voluntarios sociales, sanitarios, veterinarios, expertos en agricultura, selvicultura, aguas y construir frentes contra la implacable desertización de cientos de miles de hectáreas, de montes y de riberas.

Y critican a nuestro presidente del Gobierno, por condenar ese crimen de un periodista más, pero sin alterar las relaciones comerciales que nos proporcionan miles de puestos de trabajo directos e indirectos en astilleros de Andalucía y en otros lugares de España. Y en el ferrocarril de la Medina a la Meca construido por españoles, así como de millares de edificios y otras obras importantes.

¡NO SEAMOS CÍNICOS! ¿Cuántos de los que ahora en Podemos piden que cortemos relaciones diplomáticas y comerciales con Riad salieron a las calles para CORTAR RELACIONES CON EEUU cuando pusieron en pie la monstruosa cámara de tortura de GUANTÁNAMO?

¿Serán cínicos? Y ¿cuándo pidieron romper relaciones por los vendedores de armas a medio mundo desde Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Bélgica Holanda y un inmenso y largo etcétera? Sin olvidar a Rusia, China, India, Países Escandinavos, Canadá y siempre y sin cesar, los EEUU de América.

Ya está bien de tonterías de estos fantasiosos y vocingleros desde las pantallas de TV y de las tertulias de radio. En España tenemos un Gobierno justo y legal, dejemos de ponerles palos en las ruedas, aunque sean las más rojas de la panoplia.

Acordémonos de los bánksters que, dentro de España, son capaces de presionar hasta al Tribunal Supremo de Justicia y que están metidos en las SICAV y en toda suerte de evasión de dineros, de información privilegiada y de extorsiones hasta a partidos políticos, por medio de sus préstamos, favores, bajos intereses, “olvidos” de impagos y sobre todo, de lo más sangriento y miserable que padecemos en España: de la devolución de ese rescate milmillonario que tuvimos que cubrir con nuestro aval para que ellos, los bancos, cajas y demás, pudieran seguir sus negocios de toda índole.

Y para no olvidarlo ¿no podríamos reclamar, pero en serio y como sea, la abolición de esos Acuerdos con ¿el Estado? del Vaticano que sustituyeron al Concordato, pero que sigue sangrando al Estado con sus regalías, privilegios, exenciones y para liarla más, y con todo el descaro e insolencia, con inmatriculación de miles de hectáreas, edificios, bosques, etc. ejerciendo los Obispos de Inspectores de la propiedad manu ecclesiastica…amén de los sueldos y canonjías de capellanes, clérigos y hasta de negocios de hospedaje librándose de impuestos y demás… con tal de tener un altarcito en algún lugar del edificio. Esto es de escarnio cuando hay cientos de miles de familias lanzadas de sus casas con ancianos y con niños y familiares en el paro. Y eso que constitucionalmente NO SOMOS un ESTADO CONFESIONAL. Si llegamos a serlo… no habría palios suficientes para cubrir a tantos desaprensivos y negadores de facto del mensaje del Rabí Jesús a quien dicen “representar” ¿e imitar? en la tierra. ¿Han visto la “composición” de la Comisión anti pederastia sólo formada por altos funcionarios eclesiásticos que hasta ahora ni veían, ni oían, ni hablaban, ni sabían… como los monos del cuento?

De esto tendríamos que ocuparnos sin demora, y no actuar como mamporreros de algunos Estados, y, sobre todo, de los “poderes de siempre” aunque, en este caso, los canten con palmeros dizque de la izquierda más descamisada. Ya está bien.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com