21 de octubre de 2019, 19:41:19
Nacional


ETA hace balance de medio siglo de lucha armada: reconoce 2.606 atentados y 758 víctimas

Por Diariocrítico

En su último boletín interno, antes de su disolución oficial, la banda terrorista ETA asumía la autoría de dos atentados que nunca reconoció; la bomba que dejó 13 muertos en la calle Correo en Madrid en 1974 y el triple asesinato de Tolosa en 1981. Con estos, son 2.606 los crímenes cometidos por ETA, aunque su balance de víctimas, 758 personas, dista mucho de los ofrecidos por el Ministerio del Interior (829) y los colectivos de víctimas (853).


El diario 'Gara' ha publicado este lunes el 'Zutabe' (boletín interno de ETA) en el que la banda terrorista hace recuento de su medio siglo de actividad armada. Con el reconocimiento de los atentados de Madrid en 1974 y Tolosa en 1981, la banda cifra en 2.606 las acciones criminales, que dejaron 758 víctimas. Su cifra de muertos dista mucho de la ofrecida por el Ministerio del Interior (829) y los colectivos de víctimas (853).

En el triple asesinato de Tolosa, la banda confundió con policías a las tres víctimas mortales, mientras que en la explosión en una cafetería de la calle Correo de Madrid en 1974, perdieron la vida trece personas.

Según su balance, ETA cometió 365 atentados contra la Guardia Civil matando a 186 efectivos; 215 acciones contra cuerpos policiales, causando 139 muertes; y 147 acciones contra el Ejército español, en las que fallecieron 101 militares, además de once funcionarios civiles de la Armada.

Ese boletín revela que el pasado "9 de agosto, a las 18.00 horas, ETA hizo estallar su último artefacto explosivo en las galerías de la Plaza Mayor de Mallorca", tras el que se produjo un "enfrentamiento inesperado que derivó en la muerte del policía francés Jean-Serge Nerin".

Más allá del balance de víctimas y atentados, ETA reproduce en el boletín la declaración en la que reconocía el daño causado,"y la responsabilidad directa que ha adquirido en este dolor, y desea manifestar que nada de todo ello debió producirse jamás o que no debió prolongarse tanto en el tiempo, pues hace ya mucho que este conflicto político e histórico debía contar con una solución democrática justa".

La trayectoria de la banda terrorista

La banda terrorista hace un repaso cronológico de sus casi 50 años de actividad armada, y se atribuye haber sido "la única organización que hacía frente de forma firme al régimen" franquista. Aunque señalan que, tras la muerte de Franco, "se abandonó toda teoría sobre insurrección armada", cifran en "más de 800 acciones armadas desde 1975 a 1982", aunque reconocen que "no logramos provocar la ruptura democrática".

ETA justifica la continuación de la lucha armada "en el periodo de pseudodemocracia española", durante la "el Plan Zen o los GAL", cuando tuvo lugar "una década de muy dura actividad armada, con 827 acciones entre 1982 y 1989". Tras ese periodo, la organización cuenta que se sometió a una reflexión sobre la estrategia a seguir a nivel "político-militar".

"Se hizo un especial esfuerzo en la selectividad de las acciones. Se atentó contra José María Aznar, que iba a ser presidente español poco después, altos cargos judiciales y decenas de electos. Se aguantó el tirón y para 1998 estaban puestas las bases de un nueva situación política", sostiene el boletín de la banda.

La banda reconoce que "tras cumplir durante décadas la función de provocar avances en la lucha de liberación, la acción armada de ETA había perdido la capacidad de provocar escenarios políticos nuevos en el cambio de la autodeterminación vasca. Ante estos síntomas de agotamiento, y para que el proceso no entrara en situaciones peligrosas de bloqueo, aceleró la reflexión estratégica sobre el final de la lucha armada".

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com