5 de diciembre de 2019, 21:07:17
Nacional


La Iglesia rechaza que los homosexuales sean "enteramente varones"

Por Diariocrítico

El obispo auxiliar de Valladolid Luis Argüello acaba de estrenar el cargo de secretario general de la Conferencia Episcopal con una tormenta homófoba reivindicando el derecho de la Iglesia a seleccionar seminaristas “enteramente varones y, por tanto, heterosexuales”.


El nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, reivindicó el derecho de la Iglesia a seleccionar a sus candidatos a seminaristas al margen de las normativas inclusivas sobre el colectivo LGTBIQ+ que puedan estar desarrollándose en determinados territorios.

“La Iglesia tiene el derecho a poder seleccionar a sus candidatos, a elegir su perfil... Por ejemplo, nuestra Iglesia católica dice que en el perfil de los candidatos que tienen que ser candidatos dispuestos a ser célibes […], y dentro de esta configuración de varones célibes pedimos también que se reconozcan y que sean enteramente varones y por tanto, heterosexuales", manifestó Argüello ante la prensa.

Asimismo, el nuevo portavoz de la Conferencia Episcopal reclamó una "convicción antropológica" para alcanzar un acuerdo en materia educativa. "Si hemos de aceptar unas concepciones antropológicas plurales pues parece también claro el derecho de las propias familias a pensar que a la hora de una propuesta educativa... puedan reconocerse en una propuesta antropológica", sostuvo como visiones excluyentes al tiempo que cuestionó las novedades legislativas en materia de diversidad.

"Si uno lee muchas de estas leyes salidas en los parlamentos autonómicos, es curioso que la mayoría de ellas incluyen un apéndice o están en uno de sus primeros artículos un diccionario porque son tantas las novedades de situaciones a la hora de conjugar sexo y género... a la hora de conjugar lo que el cuerpo dice y lo que la orientación expresa... Claro, es que se ha elevado a categoría jurídica el sentimiento", resumió como lo que considera núcleo del problema."¡Sólo el sexo sentido puede ser suficiente para algo tan serio como es el cambio de sexo!", recalcó.

"Yo no me llamo Antonio sino que a partir de ahora me llamo Mari Pili o Antonia... La categoría es el sentimiento", resumió criticando que con 4 o 12 años un menor pueda cambiar su nombre en el registro.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com