26 de junio de 2019, 16:27:59
Nacional


PP y Cs 'abrazan' a VOX mientras se disputan la presidencia de la Junta de Andalucía

Por Diariocrítico

Las elecciones autonómicas han provocado un vuelco político en Andalucía, tras el batacazo del PSOE y la irrupción de VOX, que posibilitan un Gobierno de derecha y extrema derecha. La debacle socialista ha sido interpretada como una gran victoria por PP y Cs, que buscan liderar el Gobierno, con el apoyo de VOX, y es que el gran objetivo es desalojar a Susana Díaz de San Telmo. Sin embargo, 'populares' y 'naranjas' difieren sobre la formación del Ejecutivo, ya que ambos pretenden imponer a sus candidatos, por lo que la presidencia de la Junta será el eje de las negociaciones.


PP, Cs y VOX no han conseguido ser la lista más votada en las elecciones de Andalucía, pero la debacle del PSOE de Susana Díaz y la caída de Adelante Andalucía, han sido interpretadas como una victoria por estas tres formaciones, que saben que tienen la llave para un Gobierno de derechas. Si bien comparten el objetivo de poner fin a la hegemonía socialista en la región, difieren sobre quién debe liderar el nuevo Ejecutivo: los 'populares' se aferran a su segunda posición, mientras Cs reivindica su importante crecimiento, ya que es la única formación que ha mejorado sus resultados respecto a 2015.

En Génova, el líder del PP, Pablo Casado ha trasladado al candidato andaluz, Juanma Moreno el encargo de "emprender las negociaciones y recibir el apoyo de aquellos partidos que quieran ese cambio histórico en Andalucía y, con ello, acabar con un régimen clientelar de los últimos años y recuperar la prosperidad, el crecimiento económico, la creación de empleo y los servicios sociales en esta comunidad autónoma".

Casado defiende que el PP recibió en estos comicios "el mandato claro e inequívoco para liderar el cambio político en Andalucía, liderando el espacio de centro-derecha y asumiendo el reto de formar gobierno".

El líder 'popular' exige ahora a Cs que respete el resultado que les sitúa como segunda fuerza política. "Sería muy difícil explicar por qué quienes dijeron que el cambio tenían que liderarlo aquellos que obtenían los mejores resultados, ahora puedan intentar algún tipo de geometría variable", ha señalado.

Cs considera que "los andaluces han votado cambio liderado por un partido limpio", y con Juan Marín como presidente, por lo que piden a PSOE y PP "que sean responsables y no lo bloqueen". El secretario general de la formación, José Manuel Villegas, ha reconocido que es "incapaz de descartar ningún escenario" al ser preguntado por un posible pacto con VOX.

Con el argumento de haber mejorado los resultados respecto a las elecciones de 2015, Villegas considera que debe ser Cs quien presida la Junta, " y no un bipartidismo en descomposición que está más pendiente de los juzgados y la corrupción que les corroe con casos como los ERE y la Gürtel"

El líder andaluz de VOX, Francisco Serrano ha dejado claro que "no seremos un obstáculo para acabar con el régimen socialista", por lo que respaldarán el aclamado "cambio", aunque han asegurado que pondrán sobre la mesa las reivindicaciones de su programa electoral. Lo que no han aclarado es qué partido prefieren que presida la Junta, por lo que a priori estarían dispuestos a respaldar a cualquiera de las dos formaciones.

La lectura que también comparten estas tres formaciones es que los resultados del PSOE en las elecciones andaluzas son responsabilidad del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por lo que han vuelto a exigirle un adelanto electoral. Desde Moncloa descartan la convocatoria anticipada de las generales a pesar del batacazo andaluz.

Así las cosas, habrá que esperar a que se inicien las negociaciones entre estas tres formaciones para ver si alcanzan un acuerdo que permita un Gobierno de derecha en Andalucía, o si por el contrario, se aferran a sus posiciones y mantienen el bloqueo político.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com