21 de noviembre de 2019, 18:14:20
Nacional


Todas las grandes promesas de Sánchez al llegar a la presidencia, incumplidas o traicionadas



Pedro Sánchez llegó a la presidencia del Gobierno el pasado mes de junio y en los casi 6 meses que ha pasado, medi año, apenas ha cumplido ninguna de sus grandes promesas que pronunció en su discurso de investidura y posteriores intervenciones hablando de su plan de gobierno.

Éstas son las principales promesas del líder socialista:

Exhumación de Franco del Valle de los Caídos

Lo ha intentado, pero aún se mantiene en el aire la salida de los restos mortales del dictador Francisco Franco en la basílica del Valle de los Caídos. Una campaña viral en redes sociales entre seguidores de partidos e ideologías de izquierda afearon que Sánchez prometió prontitud y acabar el año sin Franco en el Valle, pero llegaremos a 2019, como mínimo, si los tribunales no lo retrasan para años posteriores.

Ley mordaza

Sánchez, desde la oposición, clamaba a favor de la derogación de la Ley de Seguridad Nacional, conocida popularmente como 'Ley mordaza'. El Gobierno no sólo no la ha derogado, sino que incluso está haciendo uso de ella en aspectos concretos, en la línea de la Ley de inmigración, como las devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla. Tampoco ha cambiado nada respecto a las condiciones en las que la policía puede actuar contra manifestantes.

Reforma laboral

Tampoco se ha derogado o comenzado a modificar la Reforma laboral de 2012, obra del Gobierno Rajoy, y que fue otra de las grandes peticiones que se hizo durante la oposición cuando el PSOE ocupaba esa plaza. Se han hecho planes paralelos, como subir el salario mínimo en 2019 o aprobar un plan de empleo juvenil, pero sin tocar la polémica reforma de Rajoy, que bajó, por ejemplo, las indemnizaciones por despido a 20 días por año trabajado.

Amnistiados fiscales

Por supuesto, y como es sabido, Sánchez no sólo no publicó la lista de beneficiados por la amnistía fiscal como había prometido durante su etapa como jefe de la oposición, sino que ha participado activamente para no investigar el origen y la ubicación de la fortuna de la Familia Real, como las presuntas cuentas ocultas del Rey Juan Carlos I en paraísos fiscales como Mónaco. El Gobierno socialista ha apoyado al anterior monarca y al actual jefe del Estado, Felipe VI. Una defensa a ultranza que ha molestado y mucho a los partidos que apoyaron su llegada a Moncloa.

Medallas del franquismo

El Gobierno, de momento, tampoco ha hecho trabajo suficiente para esclarecer qué policías o funcionarios gozan en estos momentos aún de condecoraciones fruto de su etapa franquista, como es el caso del polémico policía Billy El Niño, aunque en este caso se ha prometido actuar. Aún sigue en trámites...

Subida de impuestos a grandes compañías

Tampoco Sánchez ha comenzado a trabajar por establecer un impuesto a la banca o las grandes multinacionales tecnológicas que operan en nuestro país. El Gobierno socialista prometió ayudar a financiar las pensiones con una mayor recaudación de esta procedencia. EEUU sigue presionando y también otras potencias europeas para que en ningún país de la UE haya tasas de esta índole, como la llamada 'tasa Tobin' o la 'tasa Google'.

Problemáticas sociales varias

Por otra parte, el Gobierno también se había alineado en contra de algunos problemas que la sociedad española mantiene, como el precio del alquiler y otras grandes demandas sociales. El Ejecutivo del PSOE aún no ha legislado sobre los precios de los alquileres y aunque ha mantenido contactos con patronal y sindicatos, la precariedad laboral y salarial no parece que estén en el horizonte cercano de las acciones gubernamentales.

"Elecciones cuanto antes"

Y nadie olvida, por supuesto, sobre todo desde la oposición, que el presidente llegó al cargo prometiendo "elecciones cuanto antes", pidiendo un tiempo para organizar las grandes líneas de la política nacional, pero que pronto pasó a ser una intención por "agotar la legislatura". Algo que no irritó a la mayoría de los partidos que permitió la caída de Rajoy y su llegada a Moncloa, pero que inquieta a más de uno. Actualmente se ha especulado mucho con las fechas para una convocatoria electoral, y los últimos rumores hablan de otoño de 2019, lo que supondría casi agotar la legislatura.

Reforma de la financiación autonómica

Ni ha empezado ni parece que haya solución. Se planteó como una urgencia para el país, pero las propias comunidades autónomas apenas están colaborando en la idea y el Ejecutivo central sólo ha mostrado gestos. Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y Función Pública, ha tomado como gran prioridad las relaciones con la Cataluña independentista y la financiación ha quedado relegada a asuntos del Ministerio de Hacienda.

Limitar el uso del decreto ley

No sólo no lo ha incumplido, sino que el Gobierno Sánchez va camino de tener el único método de gobierno con esta vía. Incluso la aprobación de la subida del salario mínimo se hará por esta vía, como tantos otras medidas tomadas por el Ejecutivo. Moncloa lleva una decena de ellos en apenas medio año.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com