16 de septiembre de 2019, 8:02:22
Nacional


Malestar entre algunos 'barones' regionales del PSOE por el diálogo de Sánchez con Torra



La reunión del jueves entre Pedro Sánchez y Quim Torra en el palacio de Pedralbes ha suscitado críticas por parte de algunos dirigentes territoriales del PSOE que, después de lo de Andalucía, temen "perder votos" en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Al frente de estas críticas se sitúan los presidentes de Castilla-La Mancha y Aragón, Emiliano García-Page y Javier Lambán, aunque otros presidentes socialistas, como el extremeño Guillermo Fernández Vara, también están muy preocupados.

El mismo día del encuentro Sánchez-Torra, el aragonés Lambán señaló que con el independentismo catalán, principal cáncer para la democracia española, no hay que buscar pactos, sino desplegar "un combate inmisericorde por la vía de la política, la ley y la verdad".

En la oposición, como era de esperar, también saltan chispas. Los dirigentes de PP y Ciudadanos emplearon términos muy duros para descalificar al Ejecutivo y a su presidente por su decisión de seguir impulsando el diálogo con Quim Torra. El líder del PP, Pablo Casado, que el jueves ya había acusado a Sánchez de "traición a España", se ofreció ahora para "llegar al Gobierno y rescatar al Estado", ya que, en su opinión, el actual jefe del Ejecutivo "lo ha vendido". Según Casado, Sánchez se ha embarcado en una "negociación ostensible y grotesca", con Cataluña convertida en un "territorio sin ley y ajena al marco constitucional".

Desde Cataluña, la líder de la oposición, Inés Arrimadas, insistió en cargar contra el presidente del Gobierno por "blanquear" a Torra y a su Govern. "Sánchez viene un día aquí rodeado de miles de policías que le protegen. Se entrevista con Torra, le trata como un jefe de Estado, le blanquea, se va y nos deja aquí a los catalanes, que nos sentimos abandonados, con los CDR", se lamentó Arrimadas.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com