20 de octubre de 2019, 8:45:14
Ocio


Año Nuevo, vida nueva: cómo cumplir todos nuestros propósitos

Por Fátima Martí


Damos por finalizado 2018 y toca reflexionar sobre cómo nos ha ido y qué propósitos plantearnos para 2019, aunque muy probablemente queden en eso, en propósitos. Es verdad que es de esos temas sobre los que leemos decenas de artículos, así que muy original no me siento escribiendo sobre los objetivos a proponer para el nuevo año.

Ya sabemos que dejar de fumar, ir al gimnasio o estudiar inglés, forman parte de un cajón que cuesta mucho abrir, pero si nos lo planteamos en serio, entonces a por ellos.

Les recomendaría que sus objetivos fueran realistas y alcanzables, si no, prepárense para frustraciones y sobre todo, para volver a soñarlos dentro de exactamente un año. Como consejo, decirles que esos retos que queremos lograr, no son de un día para otro, es un desafío progresivo si hablamos de propósitos deportivos o académicos, por lo que no nos desanimemos. Los primeros pasos son muy ilusionantes.

Parece ser que enero es el mes de repunte de los gimnasios y suben las inscripciones hasta un 50%, para que vuelvan a descender en marzo. Pero no seamos cenizos, sigamos con nuestro “Año Nuevo, Vida Nueva”. ¿Qué necesitamos?

Motivación: tenemos que pensar que llevará su tiempo, pero no nos vamos a rendir, cosas más difíciles hemos hecho.

Organización: tengo claro qué quiero. Pongo metas a corto plazo y valoro.

Planificación: preparo los pasos que debo dar. Qué conlleva y qué debo dejar de hacer a cambio.

Gestión del tiempo: Hay que ser flexibles, pero si queremos que este año sea diferente a los anteriores, tengamos en cuenta horarios y posibilidades reales.

Compromiso: “Yo este año me saco el First como me llamo Isabel”. Y si hay testigos, mejor.

Otro tipo de ilusiones para este año podrían ser cambiar de empresa, ahorrar dinero, viajar… el gran plan al final es ser un poquito más feliz y con las nuevas metas marcadas, hay todo un camino por recorrer. De hecho la felicidad no se alcanza en la meta, sino durante el proceso, mientras aprendes y te esfuerzas y al conseguir tu objetivo te das cuenta de tus méritos, hazañas, sacrificios y supone otro tanto para tu autoestima.

En Navidad los publicitarios se dejan la piel en anuncios con mensaje y considero que los que nos hacen pensar sobre el tiempo que pasamos con las personas que nos importan, siguen siendo los más emocionantes. Por eso estoy de acuerdo con ellos en que tenemos que sacar más tiempo para vernos. A este paso, con el miedo a las multas y la facilidad para que nos traigan las cosas a casa, nos vamos a volver como en la película de animación “Wall-E” donde reflejan a la humanidad formada por obesos incapaces de moverse de sus asientos y dependientes de una máquina encargada de proporcionarles cualquier necesidad o capricho.

Yo he imaginado un proyecto a gran escala: que nos proponemos todos para este año comprarnos un coche eléctrico. La huella ecológica también sería un desastre para deshacernos de nuestros coches maquiavélicos, por no hablar de los puntos de recarga necesarios para todos. Mejor no. Como decía, los proyectos tienen que ser progresivos así que pongamos mucha ilusión en nuestro futuro y les deseo Feliz 2019.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com