17 de junio de 2019, 4:32:24
Opinión


La 'guerra' contra las mujeres desata la movilización

Por Carlos Martínez García


La pérdida de la Junta de Andalucía por parte del PSOE-A y la conformación del tripartito de las derechas PP-VOX-Cs y un gobierno andaluz sostenido y rehén de la extrema derecha han desatado una ola de depresión, por parte de unas izquierdas institucionalizadas –todo su arco parlamentario- y de no saber qué hacer comenzado por negar la autocrítica los aparatos. Tan solo el empuje del movimiento feminista ha sido capaz de romper y enderezar el ambiente de frustración. Frente al machismo, movilización.

El nuevo gobierno andaluz de PP-Cs más VOX es un laboratorio, muy agresivo del futuro del Estado y sus primeras andanadas han ido contra las mujeres y sus derechos, negando la evidencia del terrorismo machista; contra los y las inmigrantes y las personas pobres que huyen del hambre; contra Andalucía y todos los pueblos y naciones de España en consecuencia. Asoman la patita además medidas más neoliberales todavía, de apoyo a las privatizaciones y de recorte y fin de las prestaciones sociales frente al desempleo agrario… Se llama a la reconquista. De risa, sino fuera una tragedia.

La respuesta la ha iniciado el sector más combativo y organizado de la resistencia social, las mujeres. La respuesta de Podemos y del PSOE ha sido secundar la llamada a la calle y a las movilizaciones. Todos, los sindicatos, domesticados incluidos y por supuesto nuestro partido Socialista libre federación llamamos a concentraciones en toda Andalucía y el Movimiento Feminista en todo el estado español.

Todo ha sido en un breve espacio de tiempo. En pocos días y tras la derrota de los aparatos regionales del PSOE y Podemos/IU en las elecciones autonómicas. Una Susana noqueada y muy discutida, una Teresa Rodríguez negando la evidencia, eran por sí mismas incapaces de encabezar nada. Encima Susana Díaz terca e incapaz de reconocer su fracaso y mostrar la generosidad de dar un paso atrás para permitir la recuperación de su partido, sale en rueda de prensa y amenaza con seguir liderando la oposición, favoreciendo de paso al nuevo gobierno. Sin embargo, las mujeres han impuesto su agenda para enfrentarse a quienes les niegan sus derechos y su defensa de la vida. Pero es que la lucha de las mujeres es la lucha de la clase trabajadora, de las clases populares empobrecidas y recortadas. El terrorismo machista negado por la extrema derecha ha sido el detonante de un nuevo fenómeno de la lucha de clases.

El jueves 10 de Enero por la tarde ante el cariz de “la movida” el aparato PSOE regional se ponía en marcha a toda prisa asumiendo la convocatoria y nos alegramos, bienvenidas y bienvenidos, no pecamos de sectarios ni cortos de vista como socialistas que somos. Pero ello no nos impide ver las responsabilidades de una mala y clientelar gestión, muy deficiente, que en los últimos años conducían personas con muy poco bagaje político y menos ideales.

Está claro que hay que organizar una respuesta politica diferente, nueva, con ideas e ilusión de cambiar la sociedad y por tanto socialista, puesto que lo que hasta ahora se ha hecho no merece tal nombre. Ni otras oposiciones demuestran solidez.

Es necesario un socialismo independiente de clase, republicano, feminista que reconozca los derechos de los pueblos y el derecho a decidir frente al derechismo recentralizador. Pero que sea capaz de aglutinar en torno a una idea de cambio radical.

Ahora podemos afirmar que tan solo con las clases populares y la cabeza de las mujeres trabajadoras, doblemente explotadas, doblemente demostradoras de su valía intelectual, movilizadas y movilizados podremos hacerle frente al trumpismo español. A la iniciativa trumpista que encabeza José María Aznar como delegado en Europa del trumpismo al objeto de reconquistar España para la reacción y el capitalismo más depredador.

Llamamos a más movilizaciones, concentraciones y asambleas en las calles. A no permitir que los ayuntamientos caigan en manos de los caciques y de quienes no han hecho en ellos sino enriquecerse. Sean quienes sean.

Las mujeres han sabido reaccionar a tiempo y han iniciado un trabajo colectivo de quienes no deseamos volver hacia atrás sino marchar hacia delante. Dicho esto, también por Andalucía libre y solidaria.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com