17 de septiembre de 2019, 23:16:16
Opinión


Foro de Davos: a por la cuarta, con permiso

Por José Manuel Pazos


Mañana comienza la 49ª edición del conocido como Foro de Davos. Salvo sorpresa de última hora tras la propuesta del sábado del presidente, no habrá nadie de la delegación norteamericana porque no hay fondos para viajar. El título del Foro es la Globalización 4.0 y los cinco principios de este año son: dialogo, globalización, cooperación internacional, crecimiento inclusivo y sostenible. Permiso para la ironía: ¿no sería sensato sospechar acerca de los motivos reales detrás de la ausencia? Tampoco podrá viajar a Bruselas ni a Afganistán la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, tercera en la línea de mando tras el Vicepresidente, salvo “si lo hace a su riesgo en vuelo comercial” le ha dicho el presidente. Permiso para el sarcasmo: ¿a Afganistán en vuelo comercial? ¡Ja! A cambio, la tercera en el mando le ha dicho al presidente que cancele el discurso del estado de la Unión porque no hay con que pagar a quienes lo tienen que preparar. Que lo remita por escrito, le dice. Permiso para la chanza: ¿es un guion para los hermanos Marx? Sin embargo nos da el pulso de hasta dónde está llegando el desencuentro, en el que el más perjudicado ante la opinión pública es el presidente.

"¿Qué es lo que ha cambiado? ¿Continuará…?"

Si en pleno diciembre, y en medio del peor mes para los mercados financieros en décadas, nos dicen que estaríamos a mediados de enero con esto, quién sabe hasta dónde hubiese alcanzado el record bajista, y sin embargo todo está al alza. Subidas desde inicio de año del 5,6,7 y hasta el 8% en muchos índices de renta variable, tanto desarrollados como emergentes, la renta fija recuperándose, las materias primas subiendo, en fin…, que ni el cierre gubernamental en EE.UU., ni el Brexit, ni la intervención por sorpresa del décimo banco italiano por el BCE, ni la general revisión a la baja de las previsiones de crecimiento, ni ninguna otra cosa, antes considerados asunto de enorme gravedad, merecen tal consideración una vez pasada la hoja del calendario. Así son las cosas en los mercados, o peor aún, basta que el banco central norteamericano se muestre sensible al descenso de cotizaciones, para que se active la sensación de tener una opción PUT en el bolsillo de los inversores. Ya me dirá usted que otra cosa ha cambiado. Bueno…, que la administración norteamericana parece más proclive a no incrementar la tensión comercial con China e incluso se habla de bajar aranceles de cara a la reunión de los días 30 y 31 cuando el viceprimer ministro chino viaja a Washington.

"Trump hace una propuesta sobre el cierre que ya es considerado asunto muy grave para la mayoría de norteamericanos"

Sin final todavía para el cierre gubernamental norteamericano que algunos ya advierten -exageradamente- que puede acabar ocasionando una contracción del PIB, -la estimación es que resta 0.1% del PIB cada semana de cierre-, a la espera del Plan B para el Brexit, sin liderazgo claro en la U.E. cuyos indicadores muestran como la producción industrial de la eurozona descendió un 3.3% interanual en noviembre -el mayor en 6 años-, con China estimulando monetariamente su economía a la par que suben como la espuma los indicadores de préstamos impagados que ya se estiman en más del 5%, parecería que es la economía real la que ahora se ajusta a lo que anticiparon los mercados financieros en la última mitad del año pasado.

Una interpretación menos dulce es que esta aparente insensibilidad radica en la entrada de los oportunistas que aprovechan las inesperadas y acusadas caídas respondiendo al viejo adagio de ser temeroso cuando todos son codiciosos y codicioso cuando todos son temerosos. Sin embargo, muy pocos son los que se atreven a decir de que el peligro ha pasado, de modo que el buen tono puede continuar. Una semana más y ya sería la cuarta.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com