19 de agosto de 2019, 15:46:38
Nacional


Turull: "Hasta el último momento se buscó un referéndum pactado"

> El ex conseller de Presidencia declara en el juicio del procés

Por Diariocrítico

El ex conseller de Presidencia, Jordi Turull ha sido el tercero de los doce líderes soberanistas procesados en declarar ante el Tribunal Supremo en el juicio del procés. Igual que el ex conseller de Interior, Quim Forn, y a diferencia del ex vicepresident, Oriol Junqueras, ha decidido responder a las preguntas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, así como a las de su abogado.


Jordi Turull ha seguido un esquema de defensa similar al del ex conseller de Interior, Quim Forn, en su declaración ante el Tribunal Supremo en el juicio del procés. Además de negar el gasto de dinero público en la organización del referéndum del 1-O, ha rechazado que el Govern alentara la violencia, al y ha limitado los efectos de la declaración unilateral de independencia, que ha reducido a una declaración política. También ha criticado los "relatos peliculeros" de la Fiscalía sobre los incidentes de los días 20 y 21 de septiembre.

Turull ha insistido en que el referéndum del 1-O se celebró después de que el Govern "ponderara entre justicia y derecho", y ha subrayado que se optó por seguir "el mandato ciudadano". Además, ha aseverado que "el Congreso despenalizó de forma expresa [en 2005] la convocatoria de referendos", por lo que "votar no puede ser delito".

Sobre la desobediencia al auto del Tribunal Constitucional que declaró ilegal el referéndum, Turull ha hablado de doble vara de medir. "Cómo puede ser que aquellos que nos denuncian ante el Constitucional sean los que están incumpliendo, cada día, sus resoluciones. Yo hace un año que estoy en la cárcel por un auto, luego dirán que no se persiguen las ideas".

"En el período del 2012 al 2017, el gobierno del Estado ha incumplido unas 25 sentencias del TC. Después, dicen que la ley es igual para todos, pero resulta que ponerte el traje de constitucionalista, penal debe ser una ganga. Parece que si vas vestido de constitucionalista puedes incumplir la Constitución cuando te dé la gana. En cambio, si llevas el traje de independentista, sólo por un auto estás un año encarcelado", ha denunciado.

El ex conseller ha negado así la acusación de desobediencia a los mandatos judiciales, y ha pasado a negar la malversación de fondos públicos para la organización de la consulta soberanista, así como que se alentara desde las instituciones la violencia en las movilizaciones ciudadanas. "La violencia no va con la reivindicación de ninguna formación en Cataluña. Cualquier formación que diga que para conseguir un objetivo hace falta violencia, esa operación fracasa. Cataluña es pacífica".

Turull ha asegurado que el Govern vivió en un "difícil equilibrio" en los meses de septiembre y octubre de 2017, y tras proclamar que se intentó buscar un "referéndum pactado hasta el último momento", se optó por "cumplir el mandato democrático" al entender que no se pactaría tal consulta.

"El problema del Gobierno es que, menos política, está dispuesto a hacer de todo. La causa que nosotros defendemos es que la gente vote; por más que intenten generar tensión y violencia en Cataluña, hoy, antes y después es una operación fracaso y por más qe se quiera introducir el relato de la violencia, no tiene sentido y es delirante", ha proclamado.

"Yo era el presidente del grupo parlamentario de Junts Pel Sí, por el sí a la independencia. No es ninguna anormalidad que intentásemos llevar a cabo, por la vía pacífica y democrática, aquello a lo que nos comprometimos con los ciudadanos", ha reiterado.

El ex conseller, al igual que Quim Forn, ha limitado la declaración unilateral de independencia, que a su juicio, fue una declaración política. "Es la expresión de una voluntad política que encaja en un sentimiento mayoritario del pueblo de Cataluña", ha respondido al ser preguntado por el carácter formal de la DUI.

Turull se enfrenta a una pena de 16 años de cárcel e inhabilitación, según solicita la Fiscalía, por los delitos de rebelión y malversación. La Abogacía del Estado, que no aprecia rebelión en el procés, pide 11 años y medio de prisión para Turull y los cinco ex consellers encarcelados, por los delitos de sedición y malversación.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com