22 de octubre de 2019, 18:40:26
Nacional


Casado y Rivera, sin piedad contra Sánchez en la última sesión de control parlamentaria al Gobierno



Los líderes de la oposición, Pablo Casado del PP y Albert Rivera de Ciudadanos, acosaron a Pedro Sánchez en la última sesión de control parlamentaria al Gobierno antes de que acabe la legislatura en orden regular. Después será Gobierno en funciones y serán distintas las comparecencias del Ejecutivo.

Casado aseguró en sus preguntas que "nadie hizo tanto daño a España nunca en tan poco tiempo" y le ha afeado al presidente no “aparecer” por el Parlamento durante dos meses.

Así, líder de los populares ha criticado que Sánchez haya intentado “vender la nación a los que quieren destruirla” y que, “como le hemos pillado”, se haya visto obligado a convocar elecciones ante la indignación mayoritaria de todos los españoles”.

“Ahora ya le han dicho que solo aceptan el pago al contado y, por eso, usted no cierra la puerta a volver a pactar con los independentistas, porque en realidad no ha dejado de hacerlo desde la moción de censura”, ha añadido Casado, quien ha asegurado que Sánchez “hubiera aceptado la autodeterminación que le pedían en la mesa de partidos con mediador de Pedralbes, si esta bancada no lo hubiera denunciado”.

El líder de los populares también ha afeado al presidente el acercamiento de los presos catalanes, aceptar que no se modificara la ley de indultos, que se retirara la acusación de rebelión y el cese del jefe de la Abogacía del Estado, así como su negativa a votar a favor de tipificar en el Código Penal la convocatoria ilegal de referéndum.

También ha señalado que, en estos 8 meses, el Gobierno ha tenido tiempo “para otros éxitos garantizados”, en alusión al pinchazo de la economía, que ha pasado de crear 6.000 empleos diarios durante la anterior legislatura a destruir 6.000 puestos de trabajo cada día. “Y aún así, quieren modificar y tumbar la reforma laboral con el rodillo de los decretazos hasta la Diputación Permanente. Lo nunca visto”, ha añadido.

Junto a ello, el presidente del PP ha recordado que este año han llegado a España más inmigrantes en patera que en la suma de los ocho años anteriores, “por su efecto demagógico llamada” y que se ha dilapidado la confianza internacional de España, “presentando unos presupuestos que no aceptaban ni la Comisión Europea, ni el FMI, ni la OCDE, malogrando el acuerdo de soberanía sobre Gibraltar que se negociaba en el Brexit o, por ejemplo, avergonzando a sus aliados, visitando a un dictador en Cuba y no haciendo nada contra otro dictador en Venezuela”.

“Su Gobierno bonito ha acabado siendo el Gobierno de dos ministros cesados y de cinco ministros envueltos en escándalos”, ha enfatizado. En este punto, Casado ha recordado a Sánchez que “lo que intenta vender de política social, es decir la subida de pensiones y del salario a los funcionarios o los apoyos a la lucha contra la violencia de género, es lo que dejó aprobado el PP”.

“Ahora que sabemos, en esa feria de las vanidades que le han escrito, cuál fue su primera decisión cuando llegó a presidente de Gobierno, le recomendamos que vaya tomando la última: empaquete el colchón, porque lo sacará de Moncloa dentro de dos meses, porque vamos a ganar las elecciones para recuperar la dignidad de España”, ha concluido.

Rivera y lo "inaceptable para la democracia"

“La única aspiración de Sánchez es ser presidente con quienes han dado un golpe de Estado e intentado destruir España”, ha afirmado por su parte el presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, que ha emplazado al jefe del Ejecutivo a que responda si está dispuesto “a sentarse en una mesa con un mediador y negociar 21 puntos inaceptables para la democracia española, y a indultar a los golpistas del 1 de octubre”. “No se puede ir a las urnas sin que los españoles lo sepan”, ha subrayado.

Rivera, durante la sesión de control al Gobierno, ha criticado “cómo Sánchez puede ir a una mesa con Torra como si fuera a reunirse con otro Estado y aceptar que diga que la Guardia Civil y la Policía son Cuerpos represores”. “¿No le da vergüenza aceptar ese documento y que se diga que España es un Estado franquista cuando es un país democrático? ¿Que habla de una negociación entre dos partes cuando somos lo mismo?”, ha preguntado.

En este sentido, el líder de Cs se ha comprometido en el Congreso “a no sentarse en una mesa fuera de la Constitución y a no aceptar ni uno de esos 21 puntos que son una vergüenza para España”, al mismo tiempo que ha prometido “no indultar a quienes han dado un golpe de Estado”. “Creo más en los jueces que usted”, ha espetado Rivera a Sánchez, y ha expresado además su confianza “en que haya un Gobierno constitucionalista tras el 28 de abril”.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com