17 de octubre de 2019, 0:34:18
Nacional


La dirección de Ciudadanos dificulta el ascenso a Madrid de Inés Arrimadas



Se complica el desembarco de Inés Arrimadas a Madrid, que esta semana cobraba fuerza como posibilidad. La líder de Ciutadans, la marca de Ciudadanos en Cataluña y la original, ya que la formación naranja nació como un partido de ámbito autonómico, aspiraba a ser número 2 en las listas para las generales, sólo por detrás del presidente de Cs, Albert Rivera.

Pero desde que su candidatura se comenzara a mover en medios afines para hacer presión, la directiva de Ciudadanos, tomada por hombres, han comenzado a instalarle un techo de cristal, no tanto por su condición de mujer, sino por rivalidad. Ven en Arrimadas una amenaza para su estatus en Madrid como dirigentes nacionales y habrían puesto problemas a Rivera para que llegue a instalarse a la capital y tome el mando sólo por detrás del mencionado gran líder.

Manuel Valls, candidato de la alianza de liberales comandada por Ciudadanos para las elecciones municipales en Barcelona, ya ha dicho claramente que no se esperaba este cambio de planes y que quería a Arrimadas a su lado como pieza clave en la campaña, como ya ocurriese en las elecciones andaluzas el pasado mes de diciembre, donde la presencia de la líder catalana fue crucial para los buenos resultados obtenidos.

¿Desmentidos?

Arrimadas ya ha dejado claro que quiere ese ascenso, aunque lo niegue su entorno, pero asume que le queda poco tiempo y va a ser difícil. La semana que viene tendría que estar en las listas de las primarias para poder estar en las generales de abril, y podría tener que consolarse con liderar el partido en Cataluña. Sin embargo, allí hay poco que hacer: Quim Torra tiene paralizada la política parlamentaria catalana y quedan casi 3 años para unas nuevas elecciones. De hecho, ya tenía una sustituta 'in pectore', de su perfil, como es Lorena Roldán, diputada del Parlament y senadora por designación autonómica.

Ayer, Rivera alababa a su compañera: "Es la mujer más importante, más valiente y más preparada de la política española". Pero otros dirigentes nacionales como José Manuel Villegas mantenía un tono frío sobre esta posibilidad de su llegada a Madrid: "Inés Arrimadas está cumpliendo un papel fundamental para nosotros en Catalunya. La prioridad de Ciudadanos y de la propia Inés Arrimadas es Catalunya y, por lo tanto, va a seguir trabajando por y para solucionar el problema que tiene España, que es Cataluña, y seguir liderando a los catalanes que queremos seguir siendo catalanes, españoles y europeos". Villegas sería el principal afectado, ya que es el actual número 2 del partido a nivel nacional, pero mantiene un perfil bajo que ahora podría estar buscando mejorar Rivera con la llegada de su compañera catalana.

Visita a Puigdemont

En todo caso, Arrimadas sigue trabajando duro en su campo. Este viernes ha viajado a Waterloo, ciudad belga donde está instalado el ex president Carles Puigdemont, donde esperaba ser atendido por el independentista y hacerle llegar sus reproches sobre su papel desde el 'exilio'. Ella quería transmitirle que "la República catalana no existe y que no es presidente de nada". Puigdemont había aceptado una charla "cordial" entre dos personas que " representan a ciudadanos de Cataluña" con "opiniones diferentes". Finalmente se ha cancelado por parte de Arrimadas al no convencerle las condiciones del encuentro.

Arrimadas ya tiene sustituta por si fracasa la 'operación Madrid'

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com