9 de diciembre de 2021, 9:38:40
Nacional


El Gobierno 'pone a prueba' a la oposición en plena campaña electoral

Por Diariocrítico

El Gobierno de Pedro Sánchez ha dejado claro que piensa seguir trabajando hasta el 28 de abril, cuando se celebran las elecciones generales. Este viernes, en el Consejo de Ministros han aprobado varias medidas de carácter social y con un claro guiño a la igualdad, que deberán ser ratificadas por la Diputación Permanente en el Congreso, en la que los partidos deberán retratarse apoyando o rechazando las propuestas.


Ampliar el permiso de paternidad, obligar a las empresas a llevar un registro con los salarios desagregados por sexo, grupos y categoría profesional para evitar la brecha salarial o la recuperación de la cotización de las cuidadoras no profesionales con personas dependientes a su cargo, son algunas de las medidas aprobadas vía decreto-ley.

El Gobierno está decidido a seguir introduciendo cambios y reformas, alegando el bloqueo del Congreso a los Presupuestos Generales del Estado. El rechazo llevó al Ejecutivo a adelantar las elecciones, con un mensaje claro: la oposición ha impedido aprobar las cuentas "más sociales" de la historia. Con esa idea, Moncloa y Ferraz centrarán la campaña electoral, confiando en que las urnas les den la razón.

Aunque no ha sido posible aprobar los Presupuestos, el Gobierno no ha renunciado a algunas de las medidas "más urgentes" y por ello, ha optado por la vía del decreto-ley. En estos nueve meses, han utilizado este mecanismo hasta en 32 ocasiones. Ahora será la Diputación Permanente del Congreso la que decida respecto a las últimas propuestas sociales.

Dado el adelanto electoral, y la disolución de las Cortes, es la Diputación Permanente la encargada de dar luz verde o no a las propuestas que plantea el Gobierno. El Gobierno quiere que lo que ocurra en la Diputación Permanente sirva para que los partidos de la oposición, especialmente PP y Cs se retraten en plena campaña electoral.

Aunque ninguna de las dos formaciones se ha pronunciado al respecto del contenido de las medidas aprobadas, ambos han criticado que el Gobierno de Pedro Sánchez utilice el decreto-ley en los estertores de la legislatura, convirtiendo los Consejos de Ministros en "viernes electorales". Por ello, esperan que si deciden rechazar las medidas, sean 'penalizados' por los ciudadanos en las elecciones del 28-A.

La vicepresidenta, Carmen Calvo ha defendido que el Gobierno "no está en funciones", sino que puede seguir adoptando medidas hasta las elecciones. La vicepresidenta ha argumentado que, durante los últimos nueve meses, el Gobierno ha convertido la política "en el espacio de la decisión, de la transformación y de la respuesta" a los problemas de los ciudadanos, que habían sufrido una merma en su calidad de vida y en algunos derechos y prestaciones sociales.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com