16 de septiembre de 2019, 5:01:02
Ocio


'Guerrilla': apocalipsis electrónico

Por José-Miguel Vila / @josemiguelvila


Pablo Gisbert y Tanya Beyeler, responsables de las dramaturgias y las puestas en escena de la compañía El Conde de Torrefiel parecen cerrar ciclo con ‘Guerrilla’, un montaje de teatro documental en el que participan un grupo de personas distintas de cada ciudad en la que se representa. Los días 28 de febrero y 1 y 2 de marzo son los días elegidos para el estreno de la pieza en los Teatros del Canal de Madrid, Sala Verde.

La propuesta teatral se concentra en tres actos, tres movimientos en donde lo dramático se funde y se confunde con la musical, son las tres etapas que se recorren en ‘Guerrilla’, un coloquio-conferencia con un dramaturgo italiano sobre los límites y la naturaleza del teatro (“el tiempo es al teatro lo que el color a la pintura, o el mármol a la escultura…”);una clase de taichí, y una ensordecedora y desasosegante sesión de música electrónica que, en total, discurren durante unos 90 minutos de montaje.

El primer acto, la conversación sobre el teatro, se desarrolla íntegramente en italiano, después de que durante unos veinte minutos interminables, vayan apareciendo sobre el escenario –lentamente, gota a gota-, los aproximadamente 30 espectadores previamente seleccionados, hasta ocupar las sillas que están dispuestas en él, en tres filas. Hay luz de sala, y luz en el escenario y, mientras los espectadores elegidos con anterioridad comentan en voz baja, sonríen y miran hacia el patio de butacas, el resto del público guarda un respetuoso y expectante silencio que muy pronto se ve roto con las preguntas y las respuestas de entrevistadora y dramaturgo. Esas respuestas se van apagando paulatinamente, al tiempo que va tomando cuerpo una música electrónica estridente y machacona que, de pronto, se interrumpe bruscamente para dar paso al segundo acto, la clase de taichí. Con un fondo musical sereno, una melodía de piano, un grupo de los espectadores seleccionados, siempre de espaldas al público, componen una serie de figuras que, en conjunto, muestran una gran belleza estética apoyadas en la luz. Y, por último, sobreimpresionados en una gran pantalla situada al fondo, aparecen textos sobre las situaciones personales de cuatro de los espectadores seleccionados, contando su historia personal, mientras en primer término todo el grupo salta y danza sobre la sesión de música electrónica. Los taponcillos de espuma que se dan a los espectadores antes de la función solo amortiguan un poco el volumen ensordecedor de la música.

La sencilla escenografía de la propuesta es obra de Blanca Añón, y la sofisticada iluminación de Ana Rovira. No sé el resto de espectadores, pero quien esto suscribe, habría agradecido una sencilla y cómoda lectura del pesimista y apocalíptico texto propuesto por El Conde de Torrefiel en el salón más cómodo de casa. Mi cerebro y mis oídos lo habrían agradecido enormemente (TRAILER: https://www.youtube.com/watch?v=IUhvvAHH4sQ).

'Guerrilla'

Idea y concepto: El Conde de Torrefiel

Puesta en escena y dramaturgia: Tanya Beyeler & Pablo Gisbert

Asistente a la dirección: Nicolas Chevallier

Texto: Pablo Gisbert, en colaboración con los performers locales

Iluminación: Ana Rovira

Escenografía: Blanca Añón

Coproducción: Kunstenfestivaldesarts, steirischer herbst festival (Graz), Noorderzon Performing Arts Festival (Groningen)

Con el apoyo de Graner, Centre de creació (Barcelona), ICEC – Generalitat de Catalunya, Ministerio de Cultura y Deporte – INAEM, Institut Ramon Llull

Este proyecto es una coproducción de la red NXTSTP, con el apoyo del Programa cultural de la Unión Europea

Teatros del Canal, Madrid

28 de febrero, 1 y 2 de marzo de 2019

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com