15 de diciembre de 2019, 19:44:46
Economía


Cabify vuelve a Barcelona tras su espantada durante la huelga de taxis



La compañía española de VTC Cabify anunció este miércoles que desde este jueves 7 de marzo regresará a Barcelona. La empresa ha adaptado su modelo de negocio a los nuevos requisitos introducidos por la normativa sobre el sector VTC aprobada por la Generalitat, asumiendo para ello una serie de costes que no tiene el deber jurídico de soportar.

La principal preocupación de Cabify desde la aprobación de la nueva normativa ha sido "la definición de un nuevo modelo que, ajustándose a las restricciones introducidas, permita a los usuarios contar de nuevo con alternativas eficientes de movilidad". Ahora, tras un paréntesis de algo más de un mes, Cabify vuelve a operar en Barcelona. Para ello, ha adaptado la contratación del servicio de movilidad que ofrece a los usuarios a través de su aplicación a los requisitos que exige la normativa catalana.

Esta decisión "no implica la conformidad de la compañía con la nueva normativa de la Generalitat", explica, pero responde así a sus "compromisos" con la ciudad, sus usuarios, sus empleados, colaboradores conductores y con "toda su red de empresas asociadas que también trabajan en favor del desarrollo de la economía digital y la movilidad sostenible en Catalunya y en España".

La movilidad necesita un debate a fondo

Desde Cabify, se afirma que esperaban "que el futuro nos dé la oportunidad de tener un debate con rigor sobre la movilidad en Barcelona. La compañía quiere tener un papel activo en lo que es un desafío fundamental para la calidad de vida de los ciudadanos”, afirmó Juan de Antonio, fundador y CEO de Cabify.

La nueva operativa que ahora lanza Cabify sólo para Cataluña mantiene la sencillez de uso de la aplicación y se ajusta a los requisitos de la Generalitat a través del Decreto Ley 4/2019, del 29 de enero, de medidas urgentes en materia de transporte de viajeros mediante el alquiler de vehículos con conductor.

Mediante este nuevo modelo, Cabify asume un cambio significativo en sus condiciones de operación, pasando a prestar el servicio de alquiler de vehículos de transporte con conductor (VTC). El usuario que haya viajado alguna vez en Cataluña con Cabify y quiera seguir haciéndolo, antes de volver a hacerlo, tendrá que aceptar unas nuevas condiciones de contratación acordes a la distinta naturaleza del servicio que la compañía presta ahora en Catalunya.

De inicio, Cabify trabajará ahora con una flota cercana a 300 coches. "Lamentamos que el Govern y el Ayuntamiento hayan optado por restringir las opciones de movilidad de los usuarios y el derecho a la libertad de empresa de Cabify a través de una normativa cuya inconstitucionalidad ha sido denunciada por la Autoritat Catalana de la Competència (ACCO) y por el Consell de Garanties Estatutaries de la propia Generalitat", explica la compañía.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com