24 de abril de 2019, 20:38:08
Nacional


Los jefes de la Policía y la Guardia Civil critican la inacción de los Mossos ante el 1-O

Por Diariocrítico

El responsable de la Policía Nacional durante el 1-O, Sebastián Trapote, y su homólogo en la Guardia Civil, el teniente general Ángel Gozalo, han comparecido como testigos en el juicio del procés que se lleva a cabo en el Tribunal Supremo coincidiendo ambos en apuntar a la inacción de los Mossos d'Esquadra como motivo que les impulsó a actuar en solitario para tratar de frenar el referéndum secesionista.


El excomisario de la Policía Nacional, Sebastián Trapote, sostuvo ante el Tribunal Supremo que la actuación de los Mossos d'Esquadra "no fue eficaz" porque los centros estaban abiertos.

La supuesta pasividad de la policía autonómica el 1-O narrada tanto por Trapote como por el teniente general de la Guardia Civil, Ángel Gozalo, les habría obligado a tomar cartas en el asunto para paralizar la consulta en cumplimiento del mandato judicial. Según su relato, el operativo de Policía Nacional y Guardia Civil, oficialmente, de apoyo a la policía autonómica se convirtió en el 'plan B' de sustitución cuando constataron su inacción.

Trapote rememoró las negativas públicas del Govern de la Generalitat a recibir apoyo externo y las reticencias del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, a aceptar un coordinador policial que fuera parte del Ministerio del Interior. Incluso puntualizó que Trapero delegó en Ferrán López su presencia en algunas reuniones de coordinación y que éste se mostraba mucho más colaborador.

“Nunca tuve acceso al plan de los Mossos ni accedí a ningún plan de los Mossos”, sostuvo Trapote. No obstante, sí puntualizó que el fiscal habría advertido a Trapero de que "había diseñado era para unas elecciones normales, pero no para un dispositivo que va a requerir un referéndum declarado ilegal".

Trapote aseguró que el día del referéndum “no había muchos mossos” si bien puntualizó que no sabía cuántos efectivos se movilizaron ni cuántos centros cerraron. También describió las "cadenas humanas (...) que en ocasiones fueron muy virulentas" para impedir que los agentes entraran en los centros de votación a requisar las urnas y papeletas. Si bien aseguró desconocer si se produjeron incidentes en los centros. El responsable de la Policía Nacional únicamente puso de relieve los 65 policías heridos, así como alguna refriega con agentes de los Mossos. Aspectos confirmados después por Gozalo, aunque rebajó a 55 los guardias lesionados.

"Cerramos 27 centros en Barcelona, 9 en Girona, 7 en Lleida, 7 en Tarragona, 1 en l’Hospitalet de Llobregat y 1 en Sabadell. En total actuamos en 50 centros", resumió Trapote.

En la misma línea, el teniente general de la Guardia Civil Ángel Gozalo detalló al tribunal que la desconfianza sobre el papel de los Mossos era previa al 20 de septiembre, día en que se llevó a cabo el registro en la Consejería de Economía.

Gozalo confirmó que hubo operaciones abortadas por "exceso de violencia", que la Guardia Civil intervino en un total de 71 colegios electorales, de los que sólo en 20 habrían tenido un nivel de menor de tensión con la multitud que allí se encontraba.

Asimismo, confesó que en ningún caso, "ni en broma" se pensó en ningún momento alcanzar el 100% de los más de 1.000 centros de votación que les habían pasado en un listado para impedir la consulta.

- El "tumulto" o cómo probar que hubo delito de sedición en la jornada del 20 de septiembre de 2017

- Juicio del procés: la secretaria judicial relata el "miedo" que sintió al ver a la multitud desde la azotea de la Consejería de Economía

- El duro alegato de Pérez de los Cobos contra los Mossos en el juicio del procés

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com