22 de noviembre de 2019, 10:52:27
Ocio


‘Be god is’: sorprendente trío de ases en escena

Por José-Miguel Vila / @josemiguelvila


Si te digo que esto no es un espectáculo, sino que es “el espectáculo”, no creas que exagero ni un ápice. Se titula ‘Be god is’, lleva ya seis años rodando por todo el país y sus tres autores, directores e intérpretes son tres artistas en el sentido más amplio y preciso de la palabra: Blai Juanet Sanagustín, Oriol Pla y Marc Sastre. Cantan y hacen música como los ángeles; gestualizan, y se mueven en escena como los hombres de circo que llevan dentro; se meten al público en el bolsillo durante la hora entera que dura el espectáculo, y dibujan en el espectador una sonrisa beatífica y desinteresada, no solo durante los 60 minutos de duración del montaje, sino cada vez que los recuerda, que lo acercan a ese estado que llamamos felicidad y que alcanzamos en escasísimas ocasiones a lo largo de toda una vida. Este, sin duda, es uno de ellos.

Aquí hay deliberada y genial fusión y confusión de géneros y disciplinas (música, circo, mimo, teatro…) pero con tal elegancia y sobriedad en la ejecución que eso es lo que menos importa. Sorprende ya desde el principio escuchar a tres franciscanos encapuchados, en una penumbra que es propia de un monasterio benedictino que, de un escenario de teatro, a tres voces perfectamente conjuntadas, empastadas, cantando latines cotidianos, sin orden pero con mucho concierto (“habemus papam…, curriculum vitae…, mens sana in corpore sano…, wingardium leviosa…”). Y, de repente, se calla el trío de voces y tras la voz en off de Alberto San Juan, la penumbra se desborda de luz, los monjes se quitan los hábitos y entonces surgen tres jóvenes blandiendo guitarra eléctrica (Marc Sastre), saxo (Blai Juanet Sanagustín) y cajón (Oriol Pla) que inyectan una energía tal a sus sonidos que el respetable no tarda ni un segundo en reaccionar y salta en efusivos aplausos que no abandonará ya intermitentemente a lo largo de toda la función.

Y desde aquí, ya no pararán las exhibiciones modestas –es tal la naturalidad que todo parece salirle del cuerpo sin esfuerzo alguno-, de Oriol Pla, los gestos circenses y la gracia de Blai Juanet y el virtuosismo con la guitarra eléctrica y sus pedales de efectos de Marc Sastre que dirige desde abajo, como si de hilos invisibles se tratase, los movimientos y las acciones de sus dos compañeros. Y con melodías conocidísimas que van desde David Bowie hasta Glenn Miller.

Si alguna vez uno siente la impotencia de saber que nunca las palabras serán capaces de describir tanta y tanta emoción y genio, es en ocasiones como esta. Por favor, que nadie se pierda esta pieza memorable, este ‘Be god is’, de tres genios de la escena, de estos tres nombres que nadie debiera olvidar jamás como íntimamente vinculados a todas las artes escénicas: Blai Juanet Sanagustín, Oriol Pla y Marc Sastre. Si aún no lo has hecho, no dejes de hacerte con una entrada en el Teatro del Barrio. Es tal el éxito que están acumulando que espero que vuelvan otra vez por aquí.

‘Be god is’

Autores, intérpretes y directores: Blai Juanet Sanagustín, Oriol Pla y Marc Sastre

Escenografía: Xavi ‘Doctor’ Mateu

Caracterización: Diana Pla

Iluminación: Núria Solina

Producción: Aina Juanet

Teatro del Barrio, Madrid

Hasta el 17 de marzo de 2019

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com